Cuando los ángeles nos acompañan


a

Tendemos a tener una visión pesimista sobre la vida y las cosas. Vemos las noticias, salimos a las calles y parece como si todo nos molestara, como si todo estuviera mal, como si todo estuviera por hacer. Realmente, en estos tiempos difíciles, no cabe mucho espacio para la alegría y el optimismo. Sin embargo, olvidamos que la mayor fuerza para el cambio reside siempre en nuestro interior, en nuestra manera de enfocar y convivir con lo que hay dentro y fuera de nosotros.

Cuando paseamos por las ciudades es normal encontrarnos lugares sucios y abandonados. Esa lata molesta tirada al borde de la acera o ese papel arrugado y sucio que da una sensación de abandono. Pero esa visión negativa, latente en nuestro pesimismo congénito puede cambiar y transformar todo cuanto nos rodea. Si miramos un poco más arriba de nuestra negatividad podemos ver el sol brillando y lúcido, el viento que limpia la atmosfera, y un poco más cerca, el pajarillo incesante o el roce de las hojas del árbol con cualquier balcón que lo reciba. En la fortaleza vital de esa vida, de esa existencia, podemos arroparnos de optimismo y alegría y cambiar la pesadez de nuestro lado oscuro. Entonces nos arrodillamos y recogemos la lata y barremos el papel y la suciedad de nuestro trozo de calle, haciendo más hermosa y viva la visión de lo que nos rodea. En ese pequeño gesto, en ese pequeño acto, estamos sembrando una semilla de amor que inevitablemente crecerá y crecerá.

Cuando cambiamos el gesto, cuando cambiamos la actitud y nuestra conducta ante las cosas, algo nuevo nos susurra en el oído, en el estómago y en los corazones. Es como si un coro de ángeles se acercara a nosotros y nos susurrara las gracias por esos pequeños gestos diarios. Es como si cuando limpiamos nuestras calles exteriores y nuestro cuerpo interior, algo nuevo naciera en nosotros. Una especie de esperanza, de aura lúcida cargada de paz y sentido.

Nos quejamos constantemente de la vida mientras contaminamos nuestros pulmones con el humo del tabaco, mientras ensuciamos nuestras arterias y venas con alcohol y grasa animal, mientras abandonamos nuestra ética porque resulta más cómodo cocinar un trozo de pechuga que un trozo de tofu rebozado. Os aseguro que el sabor, una vez hemos sensibilizado nuestro órganos, no difiere mucho. Pero los hábitos están ahí, la pesadez y la pereza nos puede. No somos capaces de cambiar el gesto porque no somos capaces de parar un instante de nuestras vidas a reflexionar sobre lo pequeño, sobre lo cotidiano, sobre lo sencillo.

¿Y qué decir del resto? ¿No son los pequeños gestos diarios los que hacen grande nuestro mundo? La belleza está en todas partes, sólo debemos cambiar el prisma de nuestra mirada. Ese trozo de hierba que nace en cualquier esquina, o la flor que de repente ha sido capaz de atravesar el asfalto y reluce entre el gris de la ciudad. La naturaleza reclama su espacio de belleza, de armonía dentro del caos. ¿Y si abrazamos ese caos y lo hacemos nuestro para transformarlo en algo mejor? ¿Y si somos capaces de convertirnos en embajadores de lo bueno que hay en nosotros?

Hagamos el ejercicio. Salgamos hoy a la calle y recojamos la primera lata o papel que veamos en el suelo. Es sólo un gesto, un pequeño y minúsculo gesto, pero sin duda, interiormente, será suficiente para atraer el susurro de los ángeles que buscan modelos de belleza y cambio. Y la suma de todos los susurros conforman una hermosa sintonía de amor y hermosura. Podemos ser estéticamente bellos, pero son nuestros gestos los que dotaran nuestro rostro de una alegría plena, de una belleza infinita y de una necesidad de completar nuestro propósito de hacer de este mundo bueno, un mundo mejor. Salgamos a la calle y actuemos. El amor no sirve de nada si no lo convertimos en amor en acción. Seamos capaces. Seamos valientes.

Anuncios

One thought on “Cuando los ángeles nos acompañan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s