¿Hacia una sociedad participativa?


a

Los tremendos ajustes que se están llevando en medio mundo ante el aparente fracaso del Estado del Bienestar, están llevando a países como Holanda a meter la llaga en el ojo de este modelo, olvidando que el fracaso no ha sido de este modelo, sino de las malas prácticas de un sistema financiero depredador mal organizado. ¿Por qué culpar al Estado del Bienestar cuando se está dotando al sistema financiero del doble o el triple de recursos que requiere este modelo para salvarlo de la quiebra? ¿Por qué seguimos recortando en sanidad, educación, cultura y ahora las sagradas pensiones al mismo tiempo que regalamos con nuestros impuestos el rescate de la banca?

Dicen en Holanda que tenemos que pasar de un modelo de Estado del Bienestar a una sociedad más participativa. Estoy de acuerdo en lo segundo, pero sin desgranar lo primero. El Estado del Bienestar tiene que seguir profundizando en sus mejoras y buscar fórmulas apropiadas para los nuevos tiempos, en los que el ciudadano, cada día más emancipado de los estados, la política y los gobiernos, sean capaces de autogestionar la mayoría de sus necesidades y recursos.

En ese sentido, estoy de acuerdo en el cabreo de algunos territorios, que, dicho sea de paso, de forma egoísta quieren romper con un modelo para, a continuación, reproducirlo de forma exacta. Entiendo que Cataluña, o parte de algunos catalanes, deseen emanciparse de un Estado-Leviatán, pero de la misma forma, ese territorio debería comprender que somos todos los ciudadanos libres los que deseamos emanciparnos del expolio económico al que estamos sometidos como individuos.

Ayer un amigo me escribía para quejarse de que le habían recortado el 25% de su nómina para pagar IRPF. Se sentía expoliado y también demandaba su derecho a decidir si desea o no participar en este Estado. Dicho así, ¿por qué un territorio debería tener derecho a decidir y no sus ciudadanos? ¿Podría también yo pedir mi independencia unilateral del Estado, sea cual sea su ordenamiento? ¿Tendría derecho a decidir si dedico el 35% de mis impuestos a pagar el rescate de la banca, o el 15% de los mismos a mantener un ejército medieval o el 10% de los mismos a mantener una clase ociosa y privilegiada llamada políticos?

Claro que queremos una sociedad participativa, pero no a costa de recortar derechos conseguidos con el esfuerzo de muchas generaciones. Queremos tener derecho a decidir sobre cuestiones importantes y sobre todo, queremos tener el derecho a participar o no de este Sistema que pretende organizar nuestras necesidades y obligaciones de forma aún torpe e imperfecta. ¿Cómo hacerlo para el beneficio de todos, absolutamente todos?

Anuncios

2 thoughts on “¿Hacia una sociedad participativa?

  1. Es necesario, esencial y urgente que todos los ciudadanos, de cualquier territorio o país, tengan las necesidades básicas cubiertas. Tener que decir esto en el siglo XXI es degradante para el ser humano en su conjunto; los unos por llevarnos a ello y los otros por permitirlo.

    Es indignante que quieran hacernos tragar a bombo y platillo la frase “sociedad participativa” cuando los ejemplos éticos/cívicos/conductuales de aquellos que lo dicen (políticos, realeza…) claman al cielo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s