El toro de la vega, lección 24 sobre la especie homo-animal


a

Queridos alumnos,

 

Hoy asistimos a la clase en la que seguiremos abordando el estado de homo-animalidad y salvajismo civilizado que nuestros antepasados poseían allá por los siglos XX y XXI.

Como decíamos ayer, en esa época aún era común que la humanidad en su conjunto se alimentara de carroña, sangre, tripas, carne y demás subproductos derivados de nuestros hermanos los animales.

Siento si ayer herí excesivamente vuestra sensibilidad mostrando ese conjunto de imágenes donde aparecían nuestros antepasados devorando todo tipo de carnes y animales, inclusive aquellas imágenes donde aparecían los cadáveres expuestos en esos horribles lugares que llamaban carnicerías o tabernas, donde se exponían sin ningún pudor los cuerpos troceados de todo tipo de seres.

Hoy vamos a hablar de otra práctica salvaje, que en aquellos días llamaban torear o lancear o picar, lidiar y demás barbaridades. Nos centraremos en un lugar aún asalvajado por prácticas medievales donde aún se practicaban todo tipo de carnicerías. Para comprender un poco la mentalidad de la época, pongamos un recorte de prensa sobre la mesa:

“El ganador del polémico torneo, este año precedido de una protesta que cada vez encuentra más eco, ha sido David Rodríguez, un obrero de la construcción en paro natural de Tordesillas. La de este martes ha sido la primera vez que participaba en el concurso, criticado por los defensores de los animales. Se dice orgulloso de haber asestado dos lanzadas, la segunda mortal, a Vulcano, un toro de 580 kilos que, en palabras de los lugareños, ha sido “muy bonito en el campo”. A las once en punto de la mañana el astado ha iniciado el que sería su último camino, que le ha llevado desde la calle San Antolín hasta un campo abierto donde cientos de mozos, a caballo y a pie, le esperaban para ver cómo se defendía de quienes pretendían darle muerte”. (Fuente: El País)

Queridos alumnos, así era la mentalidad de nuestros antepasados, y así fue durante mucho más tiempo, hasta que la sensibilidad de sociedades más desarrolladas y complejas así como estudios científicos que concluían la relación directa entre la ingesta de animales muertos y la violencia congénita en la raza humana, permitió abolir este tipo de prácticas de sangre y crimen. Fue así como terminó el terrorismo contra el reino animal y fue así como se regeneró nuestra ahora pacífica raza huma.

Anuncios

2 thoughts on “El toro de la vega, lección 24 sobre la especie homo-animal

  1. !Que valientes!
    “Cuánta hombría”
    La península Ibérica
    El circo romano
    La cobardía más grande.

    Donde no hay, nada se puede obtener…
    El milagro de observar, mirar, percibir, ver y por fin despertar.

    Me gusta

  2. A veces nos horrorizamos cuando estudiamos cosas de la historia que pasaron hace setecientos años. Pero me dan escalofríos pensar cómo nos mirará la historia cuando pasen setecientos años…..
    – A quien violaba y mataba a una niña de seis años se le pone en un recinto con piscina, gimnasio, biblioteca, bufet libre, acceso a la universidad….. durante algunos años, no muchos. Despues si quiere escribir un libro de memorias, se le pasea por programas de televisión varios.
    – Se construían vayas electrificadas para que personas que se estaban muriendo de hambre no pudieran pasar al otro lado, dado que si lo conseguían los del otro lado tendrían que repartir su comida con ellos.
    – Se aniquilaban especies para siempre, para conseguir una pequeña parte de su cuerpo (aleta tiburon) porque le atribuían a la misma no sé que clase de poderes mágicos, afrodisiacos o cosas así.
    – A pesar de que la tecnología está de sobra preparada para conseguir formas limpias de energía se sigue recurriendo, aún a costa de maltratar el planeta, a los combustibles fósiles debido a motivos económicos y geopolíticos.
    – Si las 500 fortunas más grandes del mundo, hubieran dedicado el 20 por ciento de cada una a crear un centro de estudios contra el cancer se hubiera encontrado un remedio en 10 años. A pesar de esto, preferían morir (lo más probable de cancer) con sus inmensas fortunas intactas.

    Esperemos que también vean algunos proyectos e iniciativas buenas que surgen.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s