Avanza allí donde es más duro el camino


a

Avanza allí donde es más duro el camino, abraza lo que el mundo rechaza, y no hagas lo que hace el mundo. Avanza en todo de manera opuesta al mundo. Ese es el camino más corto para alcanzar el amor de Dios”. Jakob Böhme

Decía Jakob Böhme que el camino más corto para alcanzar el amor verdadero era ir en contra del mundo. Su argumentación era lógica: al mundo sólo le gusta el engaño y la vanidad, la mentira y lo ilusorio, por lo tanto hay que caminar en contra del mismo.

El camino recto y directo para alcanzar la supremacía es precisamente ir en contra de lo que el mundo defiende, y por lo tanto, esto requiere de alguna forma ir contra corriente. Esto no significa ir en contra de nadie ni de nada, sólo significa caminar por otra vía.

Según nos cuenta Böhme, esto tiene el peligro de que nos tomen por locos. Pero sólo es un peligro de la carne, de lo material, de lo ilusorio. La verdadera locura tiene que ver más por lo que estamos haciendo y construyendo desde la avaricia y el egoísmo que desde la paz de caminar hacia lo bueno, lo bello y lo armónico.

También nos dice con acierto que el mundo no es bueno ni malo en sí, que todo cielo y todo infierno están sembrados en nuestro interior y que depende de nosotros y nuestra actitud el elegir donde queremos estar. ¿Qué tipo de fuerzas atraemos? ¿Qué tipo de arquetipos y energías resonamos al universo? Realmente somos nosotros los que configuramos el mundo, cada uno de nosotros, en cada instante, en cada momento, en cada pensamiento, emoción y conducta. Todos nuestros actos crean constantemente un cielo o un infierno aquí en la Tierra. Somos nosotros los arquitectos de este mundo, con nuestras decisiones diarias, con nuestra consciencia o inconsciencia a la hora de tomar posiciones.

Quizás lo difícil sea precisamente eso, tomar consciencia de la realidad profunda, y hacer de cada gesto algo hermoso y bello. Quizás lo más difícil sea lo más fácil, gesticular generosidad, amar, estar alegres, sentirnos vivos. Quizás deberíamos pararnos y pensar despacio y actuar imitando la belleza que lo envuelve todo de forma natural. Sólo eso, tan fácil y tan difícil, como imitar belleza y ser personas buenas y mejores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s