No es el viento, sino la colocación de las velas


a

Todos elegimos lo que deseamos ser. Nadie nos empuja ni obliga. Podemos embaucarnos a nosotros mismos pensando que es así, pero no lo es. El mismo viento que impulsa una nave contra las rocas pudo impulsarla hacia un refugio seguro. En pocas palabras, no es el viento, sino la colocación de las velas. Un hombre que niega esta verdad es un débil que desea echarle la culpa a otros por el rumbo de su vida. Capitanes y reyes, de Taylor Caldwell.

Hay dos caminos posibles, o quizás existan infinitos caminos pero dos direcciones claras. Una la que nos lleva hacia nosotros mismos y la otra la que nos aleja de nuestra luz interior. La primera nos obliga a profundizar en aquellas experiencias que nos han acercado a la miel del espíritu. Como decía Nietzsche, nos convertimos en colectores de ese conocimiento dulce y amable.

El otro camino es una tragedia. Nos obliga a alejarnos de nosotros mismos, a ser auténticos desconocidos ante la presencia de nuestra alma interior, de nuestra construcción infinita. Es normal que ocurra. Si nunca nos hemos buscado, ¿cómo íbamos a encontrarnos algún día?

La búsqueda interior siempre empieza con una llamada, como esas doce campanadas que retumban de repente al mediodía aproximándonos a una realidad que hasta entonces habíamos ignorado. Es un grito atronador en nuestro interior que sentimos con esa abrasadora fuerza, con esa claridad inusual. A partir de ese momento, el resto de la vida sólo tiene sentido si las vivencias superan el deseo de volver a sentir ese mediodía. Necesitamos esa sed, esa hambruna que nos haga buscar en todas las flores de este nuevo jardín la miel brillante y transformadora.

Ante esa llamada hacia el interior nos toca recolocar las velas y adoptar la figura de capitán de un nuevo navío que desea zarpar hacia incógnitos mares. ¿Hacia donde nos conducirá ese viaje? Siempre dependerá de esa cuestión que tanto nos preocupa desde eones: traer algo a casa, como decía crítico Nietzsche. Pero, ¿quién tiene la osadía suficiente para olvidarse de ese algo efímero y lanzarse a la aventura con nuestros cinco sentidos? ¿Quién es capaz de dejar esa filosofía de la mañana, traslúcida y trasparente, para meterse de lleno en el mediodía de sus vidas a bucear en los oscuros océanos y contemplar desde cualquier isla desierta esos atardeceres imposibles?

La vida sigue ahí, invocando sus misterios. Y nosotros seguimos aquí, sin conocernos a nosotros mismos, alejados de nosotros mismos, ajenos a nuestro sentir y verdadera vocación interior porque nunca dedicamos un ápice de tiempo y entusiasmo a pensar sobre nosotros, a dudar sobre nosotros, a escribir en un nuevo libro de sabiduría todo aquello que somos y queremos ser.

La osadía que nace del autoconocimiento no deja dudas hacia el rumbo que debemos tomar. El otro, reflejo fiel del nosotros, nos espera para potenciar así la vivencia de la vida plena. El otro como escenario donde potenciar los valores que han de gobernar el futuro de la nueva vida. El otro como despertar hacia esa luz interior que nos lleva irremediablemente a contemplar al mundo desde la alianza y la versatilidad de lo posible. La cooperación y la cocreación nos espera en ese nuevo mundo que nace del conocimiento de nosotros mismos, los osados y atrevidos conocedores.

Anuncios

2 thoughts on “No es el viento, sino la colocación de las velas

  1. Felices sueños.
    La brisa del bosque al atardecer llenaba todos los espacios. Cenando todos juntos, mirando al bosque, después de un fin de semana lleno de compromiso y trabajo compartido, eramos felices. Que afortunados somos poder elegir qué queremos hacer con nuestras vidas. Merece la pena.

    Me gusta

  2. Pingback: Velas al viento | INFOBLOGHUB.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s