La poderosa arma de la Quietud


a

Es hermoso pasear tranquilo entre barcos que anclan en la pequeña bahía, entre huracanes que se mueven en todos los planos y entre esos seres del umbral angosto que pretenden alejarnos de ese Camino que nos ataña a todos, sin excepción. Me movía hoy tranquilo de un extremo al otro, desde la cala de Sa Cueta a la playa del Ros, intentando equilibrar las fuerzas, las energías que a veces se mueven en planos convergentes. No quería sentir esa frustración típica del cansancio o el aburrimiento por ver que las cosas no siempre suceden de forma armoniosa.

A veces la armonía hay que entenderla desde un plano superior entre eso que crea desequilibrio y aquello otro que arrastra al equilibrio perenne. Entre todo caos y todo orden siempre hay un punto de quietud. Es como esos grandes relojes de péndulo que nacieron en el siglo XVII donde la gran aguja central cae poderosa arrastrando el segundero de un extremo al otro del alargado instrumento. Si pudiéramos ver ese movimiento desde lo alto del péndulo, allí no habría más que quietud.

Ese punto de quietud es lo que nos mantiene firmes en nuestro propósito, en ese propósito poderoso que nos arrastra hacia las cosas más increíbles independientemente de las circunstancias adversas. Antes han tenido que existir muchas oscilaciones, mucha pérdida de energía entre un extremo y otro para saber encontrar el punto de equilibrio final, ese lugar donde nada se mueve, esa postura de observante donde no importa lo que ocurra ahí fuera mientras el interior siga indemne.

¿Y cómo gestionar esas energías que constantemente sacuden nuestro interior y nuestra vida cotidiana? Tan sólo con la poderosa fuerza que desarrollamos en nuestro afán diario por superarnos y por ser mejores personas, mejores seres humanos, mejores guardianes de la esencia de nuestro espíritu y nuestra raza. La quietud es una poderosa arma que nos catapulta hacia la indescriptible aventura de la vida. La quietud nace cuando somos capaces de vencer todo aquello que nos separa de nosotros mismos, y por lo tanto, del mundo real.

Anuncios

One thought on “La poderosa arma de la Quietud

  1. ¿Y cómo gestionar esas energías que constantemente sacuden nuestro interior y nuestra vida cotidiana?

    Viviendo siempre como cuando estaba haciendo el Camino, no pensando en el dolor de los músculos, en la fatiga ni el cansancio, fijando el momento presente sin pensar, Sólo sintiendo cada instante único sin buscar la explicación inmediata… Los puntos se van uniendo a su antojo y es en ese momento cuando todo cobra sentido… Llegada al albergue, comida, ducha, reposo y mañana más…
    Bsss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s