Día 24. RIEGO DE AMBRÓS


IMG_1144

IMG_1091IMG_1146IMG_1043

IMG_1166 

Gestos, gestos, gestos. La ascensión ha sido muy pausada pero cargada de guiños al infinito. No queríamos quemar la nave y cada paso era un gesto suave, una trémula pisada que no pretendía más que durar un instante en la húmeda tierra. Los majestuosos Montes de León esperaban nuestros corazones abiertos, nuestras almas dóciles, nuestros cuerpos entregados. Por eso el paseo ha sido una pausada meditación donde alineábamos cada momento, cada palmo, con lo bruto y lo sutil de nuestros cuerpos. Un cuerpo no podía caminar sin el otro porque había una perfecta inclinación a estar unidos. Un paso material, un paso vital, un paso emocional, un paso mental y un paso espiritual creaba la amalgama espectral del lento proceso de aproximación a la cumbre.

Así llegamos a la famosa Cruz de Ferro, en el alto del monte Irago, donde hemos depositado nuestra piedra, nuestra pequeña carga de intenciones, y hemos recitado una invocación para amedrentar el momento. Luego al resto de altos hasta llegar a la región del Bierzo, donde, extenuados por la marcha, hemos tenido que andar durante algunos kilómetros más hasta encontrar algún albergue que nos acogiera, ya que el resto estaban completamente llenos.

El estar presente nos ha permitido ser uno con todo lo que rodeaba el escenario de bosques, valles y montañas. El aleteo del águila que veíamos, el paso de la mariposa, el hormiguero plagado de minúsculas partículas vitales, las vacas pastando plácidamente en los prados, el fondo lila de horizontes increíbles, las cumbres nevadas y las nubes siempre presentes, especialmente esa que nos ha regalado el cielo con forma de corazón. Todo formaba parte de esa fusión que se experimenta cuando el alma conecta con lo existente y se une a todo, siendo todo, siendo el todo, siendo, eso es todo.

Hoy una imagen nos ha conmovido especialmente. Había un tramo casi imposible de transitar por el barro y el agua acumulado. Viajaban una madre con su hija y ésta última, al ver la dificultad de ese tramo y estando la madre muy debilitada por el Camino, la ha cargado en brazos y la ha transportado, mochila incluida, hasta el otro lado. El gesto nos ha dejado atónitos. Ese amor incondicional, esa generosidad extrema, ese cariño envolvente que agigantaba aún más la presencia de esa unidad solidaria. Unidad que algunos no han podido soportar por el dolor, viendo en la jornada de hoy como algunos peregrinos renunciaban a continuar tras la dificultad de las cumbres.

Pero hoy especialmente había un rumor escondido en todo lo que ocurría. Una complicidad silenciosa que nos acompañaba y que pretendía seducirnos en las energías de la síntesis, de lo concreto, del abrazo sentido, del leve y suave beso, del amor incondicional, sin perspectivas, sin prejuicios, sin esperar nada a cambio. Nos sentíamos íntegros en ese rumor huidizo. Nos sentíamos felices por ese paseo lento, muy lento por paisajes increíbles. No teníamos prisa por llegar a ninguna parte, y cuando llegamos, todo fue un regalo.

Mi observación también se ha centrado en la capacidad de ella para captar las sutilezas del mundo, pero especialmente para alinearse con su extrema y delicada sensibilidad hacia el sufrimiento ajeno. Ese radar para captar las cosas me ha vuelto a sorprender, especialmente cuando nos hemos cruzado con una peregrina, ella ha detectado su extrema tristeza y ha ido sin pensarlo hacia ella para hacerle compañía. Observaba la escena y veía como ambas terminaban abrazadas y llorando en una especie de extraña comunión de almas donde lo irracional vencía las barreras de lo racional. Donde el rumor silencioso penetraba todo cuanto ocurría. Un día maravilloso, cargado de amor y valentía, de coraje y empatía hacia el mundo, hacia sus gentes, hacia el universo sintiente.

Anuncios

2 respuestas a “Día 24. RIEGO DE AMBRÓS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s