Día 22. ASTORGA


 IMG_0892 IMG_0911 IMG_0927 IMG_0929 IMG_0958 IMG_0969

Doce horas andando puede ser una dura prueba o se puede convertir en un paseo donde recorrer más de treinta kilómetros bajo un sol abrasador aviva la fuerza y el ánimo. Doce horas es toda una vida condensada en un campo de batalla donde la única condena era quedar atrapados en el Camino, ensimismados en el abuso de querer caminar más y más sin poder mirar atrás, sin querer mirar atrás. Cuando estás en el Camino te sumerges en una realidad paralela, superior a todas las realidades hasta ahora experimentadas. Ahora la guía es la única misión de querer seguir el propósito que nos empuja. Un propósito que intuimos y que no podemos describir, pero que sabemos que es cierto.

Entendemos a cada paso que al final nos espera una Puerta, una trascendencia que se habrá labrado a base de fortaleza, de solidaridad, de serenidad, de esperanza, de alegría, de cariño y de fe. Fe en fuerzas superiores que tiran de nuestros cuerpos abatidos. Fe en un espíritu que abastece de todo aquello que necesitamos, de todo aquello que nos permite seguir adelante. No hay duda alguna. No la hay después de tantos caminos y tantos senderos. Hay algo irracional, algo que no podemos entender que nos empuja, nos hechiza y nos mantiene firmes en el propósito.

La soledad de los primeros días quedó muy atrás. También el toque de clarín que nos empujó hasta la senda. Y la travesía del desierto que permitió que todos nuestros vehículos permanecieran alineados en una sola meta.

El Camino te enciende. Crea una especie de luz interior que guía cada paso. Una luz que no puede ser escondida debajo de una mesa, o detrás de unas cortinas. Hay un velo que se desgarra, un cristal que se torna puro y transparente para que esa luz sea dirigida y compartida con el mundo. Una luz que hace brillar los ojos, que engrandece la humildad y que arrastra al peregrino hacia una realización interior.

Existe una renuncia y un sacrificio, porque cuando penetras en el Camino olvidas todo cuanto hasta ese momento era imprescindible. En la senda que ahora se abre ante nosotros no hay horizontes fijos, no hay paredes que puedan condensar la experiencia. No existen compromisos excepto aquellos que mejoran el caminar, la percepción del detalle, de la transmutación de las cosas, de su mágica existencia. Todo es una constante alteración que se renueva, un retrato universal que inspira la pertenencia a un mundo increíble e infinito. Lo percibimos cuando cambiamos una sola piedra del camino. Cuando lo hacemos, todo el universo se transforma de inmediato. Ya no es el mismo, ya ha cambiado. Una sola piedra, un leve movimiento, y todo el cosmos se transforma. Esa oscilación es maravillosa. Esa percepción es sorprendente.

Sí, hoy han sido doce horas cojeando, con marcados dolores que han vuelto renovados, o con otros que han salido nuevos para recordarnos todos esos escollos que aún guardamos en nuestro interior. Pero ahí estaba el arroyo con su agua fría para aliviar nuestros dolores. Y la inmensidad del paisaje para deleitar nuestros sentidos. Y el canto del pájaro o el vuelo majestuoso del águila para recordarnos que la naturaleza cambiante se apropia de imágenes dirigentes. O ese espectáculo de nubes y color que nos anestesió durante minutos, sin poder expresar con palabras cuan espectacular resulta la vida.

Es la propia penitencia del Camino la que nos hace comprender que el dolor solo forma parte de un espejismo superable, y que ningún dolor o sufrimiento es capaz de retener un solo instante de marcha. Sí, doce horas de evolución constante, de paciente caminar, de esperanza ante los ojos y la presencia constante. Hoy estábamos presentes. Hoy éramos águilas de un horizonte infinito.

Anuncios

One thought on “Día 22. ASTORGA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s