Recalculando desde Pamplona


la foto

Tras pasar unos días mágicos con SP, llegué a casa cansado pero con muchas ganas de emprender el Camino. Una extraña sensación me había recorrido en la estación de Atocha que me empujó a preparar la mochila y empezar cuanto antes el recorrido. Al final preferí reposar esa noche en casa. A penas pude dormir cinco horas. Llegué a la estación de autobús y compré un billete equivocado. Así que tuve que recalcular la ruta, pasando por tierras de Soria y llegando a Pamplona con algunas horas de más. Aquí estoy, esperando un nuevo autobús -el tercero ya- que me llevará a las puertas del Camino, en Roncesvalles.

En verdad era la segunda o la tercera vez que recalculaba la ruta, ya que antes de que la propia SP me ofreciera pasar cuatro días de encierro para escribir su segundo libro, ya había planificado el marcharme esos días hacia el Camino.

Con eso entiendo que la vida tiene sus propios caminos, y a veces no coinciden con nuestra programación mental. Por eso hay que estar abiertos a la experiencia, adaptando una y otra vez nuestros deseos a los deseos de nuestro verdadero Ser, fluyendo sin miedo hacia todo lo que se presente. ¿Por qué estos retrasos? ¿Qué otros peregrinos deberé conocer para que todo se haya retrasado tanto? ¿Qué clase de experiencias viviré para que todo se haya reorganizado y sea hoy el día señalado para emprender la aventura? Estas cosas nunca las sabemos hasta que no pasa tiempo y podemos ver las cosas desde cierta perspectiva, desde otro ángulo.

Es normal que nos equivoquemos en la vida, es normal que tengamos esa increíble capacidad de cometer errores. Pero siempre podemos retroceder, siempre podemos llegar a un punto de perdón y aceptación. Un lugar donde poder reconciliarnos con aquello que hicimos mal, o aquello que nos recondujo a situaciones complejas. Es normal que perdamos cosas en el camino o que equivoquemos la ruta, pero siempre podemos recalcular y volver a empezar. Siempre podemos adaptarnos a nuestros errores y reconducir la ruta. En esas ando ahora, desde tierras navarras, intentando llegar al inicio de todo.

(Foto: En el restaurante “El Secreto” con SP. Perdonad que ponga esta foto mía, pero no encontraba aquí en el portátil otra que sirviera. En todo caso nos sirve, ya que el Buda nos hablaba de la vida como una continua impermanencia, ese estado en el que ahora me encuentro.

Anuncios

2 thoughts on “Recalculando desde Pamplona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s