Somos nuevas versiones


la foto

Nunca pensé que su pudiera escribir un libro en menos de cuatro días. Ya casi tenemos el trabajo hecho y SP ha creado una bonita espiral capaz de transportarnos a ese mundo de magia y color que tanto la caracteriza. Da gusto compartir momentos únicos con personas dotadas de esa magia, de esas ganas de vivir y disfrutar de la vida, de cada segundo de vida. Escuchar su entusiasmo, ver como le brillan los ojos y sentir su generosidad extrema con cualquier persona que pasa a nuestro lado ha sido una experiencia reconfortante. Me siento honrado y privilegiado por haber tenido la oportunidad de pasar estos días en exclusiva con un ser tan excepcional.

Si existe el mundo angélico, sin duda ella ha sido enviada directamente desde sus nubes y cielos. Y siempre con humor, con mucho humor, con muchas bromas, sin discusiones, sin presiones, fluyendo a cada momento. Trabajando cuando teníamos ganas y descansando cuando nos apetecía. Comiendo cuando teníamos hambre cualquier cosa, ya fuera un exquisito plato en el mejor restaurante o unas sencillas tostadas con aceite y ajo. ¿Qué más da si la magia puede permitir que vivamos en la abundancia incluso desde lo más sencillo?

Y lo sencillo podía ser una sonrisa, un guiño, una palabra exacta, una anécdota que yo registraba como un ejercitado amanuense. Era tal la comunión que a veces me adelantaba a sus palabras y registraba su pensamiento antes de que ella pudiera dictarlo. La combinación ha sido perfecta y espero que el resultado haya sido bueno y que consigamos, como el libro anterior, al menos una séptima edición.

En una de las charlas ella me decía que a cada instante somos nuevas versiones, mejores personas que antes. ¿Para qué por lo tanto remover el pasado si el presente es único y diferente? Y además, es un presente que nada tiene que ver con el pasado. Nuevas versiones de nosotros mismos que renacen a la nueva oportunidad. Esa es la sensación que tengo estos días. Ser una nueva versión que disfruta de estar rodeado de tanta luz y tanta montaña, de tanta cercanía con un mundo más lúcido y luminoso.

Al fin y al cabo, el secreto de la vida es bien sencillo y tiene que ver con el amor hacia todas las cosas, respetando cada instante, cada ser, amando y abrazando todo cuanto ocurre, agradeciendo de forma infinita cada experiencia. Comprender esto es ser una nueva versión, es ser en el ser, es penetrar el misterio y la causa de todas las causas.

Mañana dedicaremos unas horas más a perfilar el trabajo. Volveremos a Madrid y al día siguiente, si todo va bien, empezaré mi periplo de peregrino. Primero a Roncesvalles vía Pamplona y luego a la inmensidad de la experiencia. Me esperan días muy luminosos, como estos días que he podido compartir con la increíble SP, una mujer buena, una mujer generosa, un ser angélico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s