“Paraísos Perdidos”, de Sierra Castro


PORTADA-PARAISOS-PERDIDOS

La fe es el pájaro que canta cuando el amanecer todavía es oscuro” Tagore

Sierra Castro: Sólo por amor se espera al mañana…

Javier León: El amor sólo se puede presentar en el ahora… Amar es perseguir el instante de la fugaz llama… el silbido arrinconado del alma sudorosa.

Sierra Castro: Qué gran verdad, pero es que por amor nos perdemos y no nos encontramos en el ahora. Algo que se vive como una tragedia íntima, donde las llamas ya nunca son llamas, son rescoldos, bocanadas de humo que intoxican el presente, te apartan del camino de los álamos verdes y se te clavan las espigas amarillas…

Javier León: Anclados en el recuerdo de las hojas de otoño, ignoramos la primavera que renace en sus retoños, en su oleo teñido de plagas multicolores cargadas de nuevas e increíbles promesas… ¿Para qué mirar hacia atrás? ¿Para qué perseguir volátiles sueños de verano? Aquí está la llama, en la primavera, junto al ruiseñor y el manantial y la orquídea teñida de vida…

Sierra Castro: Pues parece que sí. Tengo ante mí un poeta que camina gozando de su tiempo de flores y de nubes, que no ansía arrancar las flores ni destilar las nubes. Se limita tan sólo a observar la belleza de la nube, la flor, de la orquídea o la fuente que son de por sí el sueño de estar vivo en los días. Y es que eso es la vida: cuestión de perspectiva. Y con el tiempo uno ya va jugando con los ángulos.

Javier León: Pasaba por esta vereda y me encontré contigo, oh flor, orquídea o remanso de cualquier manantial o lo que seas… Así que gracias por la inspiración y por el instante, que con o sin llama, iluminó parte del camino… Por cierto, felicidades por el sentido “Paraísos Perdidos” que tengo ahora entre mis manos, a cual flor de primavera…

Sierra Castro: Pues parece que sí, que soy flor, deshojada más bien o sometida al infantil y no menos cruel juego de la margarita: sí, no, sí, no… Por algo son mis nombres los que hacen referencia a una flor “Margarita” en medio de la “Sierra”.

Javier León: Abraza el instante y la margarita se convertirá en eterna acacia… el amor en el aquí-ahora, viviendo intensamente el esto-aquí-ahora de cada momento…

Sierra Castro: Muchas gracias por tus felicitaciones, hoy ha llegado a mis manos un ejemplar de “Paraísos Perdidos”. Permíteme felicitarte por el resultado. Hacéis un buen trabajo, ha quedado muy bien. Ahora sólo queda que sea del gusto del público. Ahí reside mi voz, mi esencia, mis sueños ya perdidos como esos paraísos, pero queda un fragmento de algo que fue vida y dolor, como decían los versos de Rubén Darío “pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo”. Y lo importante ahora es vivir, esa es la esencia. Y seguir por la senda que te haga soñar por un instante, aunque sólo sea eso, un instante. Espero que te haya gustado el libro. Admito toda crítica. Siempre todo es mejorable. Ahora, si de verdad algo te ha emocionado al leerlo y te ha movido algo pues algo he conseguido de ese dolor aciago que me dejó sin luz y casi ciega…

Javier León: Me ha gustado porque como poeta trasnochado también he nadado por esas aguas turbias del dolor (véase el extinto “Ama hasta que te duela”, de mi autoría)… Pero ahora el cuerpo y el alma solo me piden vida, más vida. Luz, más luz. Dejar el dolor para abrazar el amor-relación, que es saberse en relación y vínculo con todo lo creado, con todo lo que palpita. Y cuando eso ocurre, el instante ya es amor. Sierra Castro ya es amor, el pajarillo ya es amor y el manantial y la flor… Así que felicidades a ti por sembrar flores en el camino, poéticas y sentidas como Paraísos Perdidos, que seguro, tiempo al tiempo, algún día serán recobrados…

Sierra Castro: Me encanta lo que dices, casi toco la luz con tus palabras…

Javier León: Pues entonces ya se encendió alguna llama… ¿Lo ves? Es la magia del instante…

PD.- El libro lo podéis comprar en nuestra editorial Séneca, en el siguiente enlace:

http://www.editorialdharana.com/catalogo/paraisos-perdidos?sello=seneca

Anuncios

4 thoughts on ““Paraísos Perdidos”, de Sierra Castro

  1. Muchas gracias por lo que a mí me toca. Y en este haz de luz que me ha abierto Javier, quiero también tocar con mis palabras a todo el que el que adolezca de ese rayo en el día. A través del dolor, a través de los versos, a través del instinto, como flores sedientas vamos buscando el sol algunas tardes para continuar en el camino de saberte cierto y aquí…Un beso entre pétalos de orquídeas

    Me gusta

  2. Que descubrimiento ! , tomando un pequeño desayuno en La Biznaga de Larios , me encontré , con unas letras en una falsa ventana , que hicieron convertir una tranquila parada en el mejor viaje, para una rutina de martes .
    Sr. Sierra Castro mis sincera enhorabuena . Ya nos encontraremos en cualquier momento , lugar o pensamiento
    Fuerte abrazo ..
    Angel Custodio .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s