Hacia la búsqueda de nuestro talento


talento

El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia”. Doris Lessing

Cuando viajábamos hacia la sierra de Gredos, Jorge nos explicaba entusiasmado la experiencia de su último curso de coaching, el cual trataba de buscar nuestro talento, nuestra vocación y nuestras mejores actitudes para desarrollar ambos. Así, en partida triple, todo de golpe.

La explicación y el mini curso que nos dio en el viaje nos gustó especialmente. ¿Cuál es nuestro talento? ¿Cuál es nuestra vocación? ¿Cuáles nuestras actitudes para desarrollar ambos? A veces, nos decía, no coinciden esos tres aspectos. Por ejemplo, podemos tener talento para la música pero vocación para la jardinería, y podemos emplear todas nuestras capacidades y actitudes a nuestra vocación y no a nuestro verdadero talento, o simplemente en hacer cosas que nada tienen que ver con ambos.

El éxito viene cuando todas nuestras actitudes las enfocamos a la perfección de nuestro talento y hacemos del mismo nuestra vocación. Si una persona tiene talento para escribir y además hace de ese talento su oficio, su vocación, y emplea todas sus actitudes en mejorar y hacerlo cada día mejor, con esfuerzo y constancia (¡ay palabra mágica!) seguramente nacerá un genio de la escritura. O un genio del tenis, o de la jardinería, o de cualquier otro oficio por el cual sintamos una especial atracción y pasión.

La frustración viene cuando dedicamos ocho o diez horas de nuestra vida a profesiones que se alejan diametralmente no solo a nuestro propio talento, sino también a nuestra vocación. Normalmente por comodidad o por miedo, o porque quizás nunca nadie nos dijo: “tienes mucho talento para esto o para lo otro”, y nos dio miedo a reconocerlo en nosotros mismos. Cuantos talentos frustrados existen porque nunca recibimos el apoyo de nadie.

Os pondré un ejemplo personal, por si sirve a la hora de hacer frente a dicho miedo o frustración. Sobre el año 2005 trabajaba en una hermosa oficina al principio de la Diagonal de Barcelona haciendo trabajos administrativos. Tenía un buen sueldo y un buen horario que me permitía disfrutar del jardincito que teníamos en nuestra hermosa casa de tres plantas. Los fines de semana solíamos hacer excursiones a la montaña y era en esos momentos cuando sentía dentro de mí la mayor frustración. No tenía talento para hacer tareas administrativas y ni siquiera tenía vocación para ello. Mi verdadera vocación en esos tiempos era la antropología, y mi talento, lo que me hacía despertar signos de auténtica felicidad, era la escritura. Así que un día me levanté y le dije a mi pareja: “lo dejo todo y me marcho, necesito seguir mis sueños”. Y mis sueños pasaban por la antropología y la escritura. Así lo hice. Dejé mi trabajo, vendí mi casa y me marché al sur de España para hacer una tesis doctoral y dedicarme a leer y escribir, que es lo que más amo. Mi pareja de ese entonces hizo lo mismo. Lo dejó todo y se centró en su talento y vocación, la psicología. Enfocamos nuestro camino vital hacia nuestro propio talento y hacia nuestra propia vocación, intentando que todas nuestras actitudes ayudaran en el camino.

Unos años después, puedo decir que ese camino soñado se está realizando, y que poco a poco la vocación y el talento se van conjugando cada día más, con mayor claridad y rectitud en mi propia vida. Y eso me hace sentir especialmente libre y feliz en cuanto a lo profesional y lo personal. Eso que por ahí llaman sentirse realizado con lo que haces.

Pues sirvan estas palabras vocacionadas como invitación para reflexionar sobre vuestros talentos y sobre vuestra verdadera vocación, y poco a poco, reconducir vuestras vidas y actitudes hacia los mismos. Nada es imposible porque la magia obra milagros cuando realmente decidimos seguir nuestro verdadero camino. Como dijo el escritor Henry Dyke, utiliza en la vida los talentos que poseas. El bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que mejor cantan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s