Somewhere Over the Rainbow and What a wonderful world


El Buda dijo: “Monjes, si un hombre debiera cosechar todo según sus actos, no sería posible una vida recta ni escapar del dolor”.

A pesar de todo la vida sigue. No podemos lamentarnos. Debemos seguir adelante, mirar adelante. El dolor es comprensivo y nos despierta. Es sensato pensar que no podemos dañar a nadie, porque si lo hacemos, de alguna forma, también nos estamos dañando a nosotros mismos. Por eso la necesidad de estar despiertos y no tolerar que nuestras adormideras nos arrastren hacia la confusión. Siento de veras si alguna vez he dañado, porque al hacerlo, realmente me he dañado a mí mismo. Siento de veras si alguna vez cometí tamaña torpeza con el otro. Quizás en alguna parte renazca el arcoiris que todos merecemos. Quizás en alguna parte el mundo maravilloso se muestre ante nosotros. Estemos atentos para cuando eso ocurra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s