El anacrónico día de la mujer


 mujer-trabajadora

En un mundo extemporáneo como el nuestro resulta casi un insulto dedicar un día a la mujer. Hipócrita, falso y humillante. Denigra en primer término a las personas humanas, independientemente de su género. Es como si un día la ONU declarara cualquier momento el día del negro o el día de los arios. Es cierto que históricamente la mujer ha sido humillada, ultrajada, mancillada, lapidada, agraviada, ofendida, vejada, deshonrada, violada, maltratada y cientos de crímenes más que podríamos enumerar desde el origen de los tiempos. Pero acaso, ¿no estamos haciendo lo mismo cuando destacamos un día específico para ellas?

Nunca me ha gustado hablar en términos de género. Siempre he preferido usar al ser humano como medida de su condición, y no diferenciar entre hombres o mujeres, aunque ciertamente mil años de costumbres hayan podido confundir el vocabulario, las expresiones o incluso los pensamientos tan arraigados en el machismo de una sociedad enferma como la nuestra. También es cierto que hay mujeres (y hombres) que han luchado destacadamente por sus derechos. Pero insisto, no era por sus derechos de género, sino por los derechos de cualquier ser humano que se considere digno de ser llamado así.

¿Y por qué ahora seguimos denigrando a la mujer de forma tan encubierta? ¿Por qué hacemos una fiesta de lo que debería ser una normalidad? ¿O es que acaso nuestra hipócrita sociedad se da cuenta de su propia falsa y reclama para sí misma la festividad y el reconocimiento oportuno?

¿En qué clase de mentalidad arcaica estamos perviviendo? ¿En qué clase de burla o miserable subconsciente nos manejamos? Claro que las mujeres merecen todos los derechos y oportunidades, claro que históricamente eso no ha sido así, claro que todos somos iguales en obligaciones y derechos y oportunidades. ¿Pero acaso no debería ser eso el fundamento de toda sociedad civilizada? ¿Y por qué lo seguimos poniendo en duda aclamando, golpes en pecho, el día de la mujer? Y en todo caso, ¿qué pasa con los hombres? ¿Por qué no celebramos el día del ser humano y dejamos de una vez nuestro machismo prepotente y soterrado al margen?

Anuncios

2 thoughts on “El anacrónico día de la mujer

  1. Hoy-Ayer es-era el día de la mujer… y qué manía de ponerle día a todas las cosas. Soy mujer y mi día, el mio particular es todos los días.
    No me siento enemiga de los hombres. Me encantan. He tenido y tengo una maravillosa conexión con cada uno que se ha cruzado en mi vida…
    Si no se ha producido esa conexión, he dado media vuelta y desaparecido, todavía alguno me busca.
    Que vivan los hombres y mujeres con lucidez con ganas de diálogo y compresión.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s