Democracia feudal o la dictadura disfrazada: hacia la rebeldía que viene


 rebeldia

Nada grande se ha hecho en el mundo sin una gran pasión.” Hegel.

En España no hay democracia, existe una oligarquía de partidos heredada de una dictadura. Existe también una monarquía cuya herencia genética fue el franquismo y cuyo sucesor se alzó como abanderado de una idea que disfrazaron de democracia pero cuya esencia es la dictadura oligárquica de los partidos del poder. Esto es corrupción de Estado. Pagamos y subvencionamos con nuestros impuestos los partidos y sindicatos. Es decir, pagamos nuestra entretejida corrupción, nuestra propia dictadura alimentada por el servilismo y el chantaje de un mundo subvencionado en un Estado clientelar.

Cuando había café para todos, dejábamos hacer. El famoso laissez faire, laissez passer de los franceses. Pero ahora que todo es provisional, incluso nuestros trabajos y nuestras casas, no queremos seguir dejando hacer y menos aún dejando que pase.

Por eso esta crisis, esta bendita crisis, está destapando la mentira y la dictadura encubierta. Por eso esta crisis debe seguir. Por eso esta crisis debe perpetuarse hasta que consigamos derrotar a la dictadura y consigamos una relación de justicia entre todos, sin privilegios, sin oligarquías políticas o económicas donde unos se cuiden a otros (los políticos protegen a la economía que luego les recolocará en suculentos puestos de “asesores”, por ejemplo).

Por eso gracias bendita crisis. Gracias por destapar la corruptela, y de paso, la dictadura encubierta. Gracias por hacer que el pueblo despierte y se levante. Gracias por hacernos pensar en rebeldía. Gracias por hacernos ver los egoísmos patrióticos y nacionalistas, y despejar la duda sobre el apoyo mutuo y la cooperación de todos los ciudadanos iguales. Gracias por hacernos ver nuestra sombra, nuestro egoísmo individual, el cual corregimos con auténticos actos heroicos, con auténtica generosidad hacia el otro y lo otro.

Gracias por levantarnos de nuestra lujosa normalidad y sacarnos a la calle, en verano e invierno, con calor y frío. Gracias por despertarnos al futuro, a lo que ha de llegar, a lo que ha de regenerarnos como sociedad e individuos despiertos. Gracias por acercarnos a la lucidez y empujarnos al suicidio como muestra de rebeldía existencial. Gracias por la insumisión y la desobediencia, gracias por expulsarnos de la docilidad y el asentamiento.

Ahora sabemos donde estamos y a donde queremos ir, y nada ni nadie podrá parar el cambio. Por eso, que la crisis dure mucho. Hasta que todos nos levantemos en rebeldía.

Anuncios

2 thoughts on “Democracia feudal o la dictadura disfrazada: hacia la rebeldía que viene

  1. Javier, como sería si viveras aquí en Venezuela, que ni siquiera sabemos donde ó como está el presidente.

    Como comentas siempre llega un momento en que todo sale a la luz, esperemos que sea pronto y a todos los gobiernos corruptos les llegue la hora.

    El problema es que aquí no sólo hay corrupción, si no que hay violencia, censura y odio.

    Para muestra, golpean a unos estudiantes por exigir la verdad, saber donde está el presidente, saber si está vivo o muerto, si está bien o mal.

    La democracía y la libertad cada día va de mal en peor en este, nuestro mundo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s