Sobre la hipocresía de la carne de caballo


ternera

Si pudieras ver o sentir el sufrimiento, no lo pensarías dos veces. Vuelve a la vida. No comas carne”. Kim Basinger

Se llama carne de ternera a la carne de las vacas que se han criado por lo menos seis meses de edad hasta el momento del sacrificio. El sacrificio significa aplicarle una muerte lo más rápida posible, desangrándolas, con un corte profundo en la carótida que puede llegar al corazón. Se deben mover repetidamente las patas para bombear fuera toda la sangre posible y luego pasar al desguace de todas sus partes.

La mayoría de los seres humanos de la llamada “civilización” occidental delegan este trabajo a otros, pagando ya por un trozo de ese animal cuya vida no llegó a los seis meses en el mejor de los casos.

En la hipócrita sociedad en la que vivimos, contemplamos con horror como unos productos de ternera han sido mezclados con carne de caballo. Como si el caballo fuera algo noble y la ternera algo que necesariamente debe pasar por la piedra del sacrificio. Todos dándose golpes en el pecho y haciendo del acto atroz de comer carne de caballo algo terrible mientras que no les importa hacer lo mismo con la tierna y jugosa carne de ternera. Todos rasgándose las vestiduras por ese amor a los perros, a los gatos y a nuestras mascotas mientras que por otro lado nos comemos a sus congéneres.

Quizás esto ocurra por desconocimiento, porque estamos más acostumbrados a ver la mirada de un caballo y negar la increíble mirada de una ternera. Quizás todos los seres llamados “civilizados” deberían dar un paseo por una granja sacrificando su tarde de compras o de fútbol y contemplar, aunque sea por un instante, la mirada de uno de esos “animales”.

Quizás algún día el “civilizado” occidental comprenda que la vida de una vaca no merece ser sacrificada para mantener una dieta a base de cadáveres y podredumbre, y que esa dieta puede ser cambiada por productos menos agresivos a la sensibilidad de cualquiera que posea un mínimo de civismo ecológico no sólo hacia los seres sintientes, sino también, y de paso, hacia su entorno y hacia sí mismo.

Anuncios

11 thoughts on “Sobre la hipocresía de la carne de caballo

  1. Comparto tu escrito de hoy. He estado en una de esas granjas, y también he visto que hacen con las terneras (realmente no fui capaz de contemplar tal atrocida). Me hice vegetariana con quince años, de forma natural no me apetecía la carne. Con el paso del tiempo y mis diferentes experiencias me han conducido a ratificarme en ello. A nivel nutricional no necesitamos la carne, nuestro organismo no esta preparado para tal digestión, y aunque mucha gente no lo crea, las personas que abusan de la carne se vuelven agresivos… Cuando tienés el hornor de compartir tu vida con animales y mirarles a los ojos, no puedes comer carne.
    Las legumbres son una fuente mucha mas sana de proteínas. No sabemos alimentarnos y asi nos va las cosas en la vida.
    Javier hay demasiada hipocresía y demasiado apegos a tantas cosas.
    Una cosita, la carne ecológica es igual, porque esa idea que tenemos que lo ecológico es más sano en cierta forma no es cien por cien real.
    Colaboré en tiempos pasados con los grandes “controladores” de avales ecológicos y sé muy bien de que estoy hablando…
    Mientras no se establezca de verdad la ética profesional, a todos los niveles, mal vamos. Prima ante todo el enriquecimiento particular sobre el interés general de la población, pero nosotros, todos, somo tan culpables como ellos porque no actuamos, solo hablamos.
    Si yo te contara las cosas que he visto y veo, son verdaderos canallas, y para ellos, todo tiene justificación, y sabes qué pasa si los escuchas demasiado al final casi te convencen… una locura de la gran locura del ser humano, la especia humana no tiene arreglo, por lo menos la gran mayoría

    Me gusta

  2. Querido Javier, la verdad para serte sincero estaba esperando que escribieras sobre este asunto. Hoy curiosamente dice la prensa que hasta las albondigas del famoso Ikea tienen algo equino.
    Comparto contigo tus palabras, a pesar de la crudeza con la que escribes y de la que nosotros huimos en nuestro dia a dia.
    Yo apenas como carne, fue una decision que tome hace algunos años, tras el inicio de mi practica del yoga. No fue una rebeldia, ni nadie me lo impuso, fue algo natural. En nuestra cultura es muy dificil apartar la carne y sus derivados de nuestra dieta. Tal vez solo tengamos que probar todo lo bueno que nos da la tierra. Reconozco que un buen plato de jamon iberico de Huelva es dificil resistirse, pero bueno.

    A ver si sale alguien a la palestra y nos explica que hay de malo en comer carne de caballo en lugar de Ternera.

    Javier, cuando vuelvas por el sur, ya sabes donde tienes uno de los mejores vegetarianos que conozco….

    Un abrazo fuerte, grande, como el que te mereces. Se echan de menos tus abrazos y tu gran sonrisa…..

    Con afecto

    Jaime.

    Me gusta

    • Querido Jaime, realmente no hay nada de malo en comer carne, del tipo que sea, ni siquiera hay nada de malo en comer carne de humanos. ¿Qué diferencia hay entre una carne y otra? El problema es la sensibilidad que tenemos hacia esas cosas, y lo poco que sabemos aún de nuestra violencia basada en una dieta violenta. ¿Cómo nos van a ir bien las cosas a nivel social si aún nos comportamos como auténticos animales salvajes? (y perdón por los animales, que no merecen tamaña comparación, porque ellos son consecuentes con su naturaleza). Un abrazo sentido y pronto toca paseo por Sevilla…

      Me gusta

  3. Qué buen tema para reflexionar y hacer lo justo , el ser humano se apoderó de los demás seres que se confían en nuestros pasos …Apoyo tu sentir ,abrazo desde el sur -Josefina

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s