I dreamed a dream in times gone by



Acompañé a toda la marcha hasta el final. Y el final era la Puerta del Sol, una puerta que me conectaba con otra puerta y con otro Sol y con otro tiempo aún latente, aún en llama. Y allí, entre toda la multitud, rodeado de cientos de alientos y corazones que latían al unisono, sentí de repente una tremenda melancolía. Como si todo me abandonara, como si a todo abandonara.

Así que me dejé arrastrar por las calles, como un vagabundo que no resolvía esa sensación extraña que de repente me poseyó. Era como si todo permaneciera en silencio y las luces de la ciudad se apagaran. Las estrellas enmudecían y el cielo quedó atravesado por una oscuridad insoportable.

Me vi solo ante el universo entero, ante la inquietante travesía de la infinitud. Miré por todas partes y solo había trozos de nada, de vacío, de apocalíptica transición hacia un nuevo estado. ¿Qué hacía allí flotando en esa nada? ¿Hacía donde quería conducirme? ¿Cual era su mensaje? ¿Qué estaba pasando? ¿Qué estaba experimentando aquí dentro?

El corazón pareció estallar en mil pedazos. Y los miles de minúsculos ápices se estrellaron por todas partes. Pero al destruirse, fue como si volviera de nuevo a nacer, iluminando de nuevo todo el espectro presente.

Volví a deslizarme calle tras calle, estrella tras estrella, hasta que el Sol volvió a brillar de nuevo, pero ahora con más fuerza, con más luz, con más relux. Como si todo hubiera sido un mal sueño, o un instante de vida que hubiera intentando matar el sueño que soñé. Por suerte la luz volvió como un rayo y se hizo el fiat lux interior, naciendo de nuevo a la llama.

Anuncios

4 thoughts on “I dreamed a dream in times gone by

  1. Soñé un sueño

    Sońé un sueńo en tiempos pasados,
    cuando la esperanza era alta
    y la vida valía la pena vivirla.
    Soñé que el amor nunca muere.
    Soñé que Dios estaría perdonando.
    Entonces yo era joven y sin miedo

    Maravilloso poeta, y maravillosa exaltación del sentir. “Me gusta”

    Me gusta

  2. Debió ser la impotencia de no poder hacer nada o muy poco ante tanta injusticia y corrupción. Luego se encendió esa luz interior que ilumina a todo aquel que contacta contigo, y resurgiste como el indomable que llevas dentro con ganas de ayudar a la humanidad…Haces tanto por tan poco,que todo en ti es luz.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s