Reminiscencias de almas gemelas


 la foto
Siempre hemos sentido una poderosa atracción hacia esa concepción platónica, la de las almas gemelas, difícil de entender y menos aún de experimentar. Pero a veces el universo te pone a prueba, reflexiva e intencionalmente, para que profundices en conceptos abstractos y a veces de compleja tesitura.
 
Platón también hablaba de la reminiscencia. El recuerdo de sí mismo en situaciones extraordinariamente diferentes, adquirir conocimiento recordando lo que el alma sabe cuando habita el inexplorado mundo de las ideas. Ambas ideas, almas gemelas y reminiscencia están intimamente relacionadas en la siguiente reflexión. 
 
Estos días hablaba con una amiga de una reminiscencia curiosa: Rennes-le-Château. Este es un lugar que visité con mucho interés en agosto de 2005. Para mí era una extraña reminiscencia a la que durante algunos años me refería con insistencia. En aquel lugar, los cátaros que huían del Languedoc francés se refugiaban de las llamas de la inquisición. Este movimiento herético nació y creció en el mediodía francés, muchas veces protegido por los nobles de la corona de Aragón. Los conocidos como “Puros”, “nuevos perfectos” o bonshommes eran vegetarianos y asexuales, practicando una especie de gnosticismo maniqueista crítico con los estamentos de la época. 
 
Cosas de la vida, ambos nacimos en la antigua Corona de Aragón. Cosas de la vida, ambos tenemos poca simpatía por el agua, como los Cátaros, que pensaban que el bautismo católico era un error de la Iglesia, ya que Cristo sólo bautiza con fuego y fue Juan el Bautista quien lo hacía con agua. Con nuestras lecturas y nuestras actitudes ante la vida, de alguna forma, ambos habíamos sido bautizados en fuego. Ambos, además, éramos críticos con la situación actual -política y social- y con los estamentos que nos gobiernan. Ambos somos asexuales, descubrimiento que a ambos nos ha liberado en una especie de hermandad del espíritu libre y que nos ha servido, casi en secreto y en la clandestinidad de estos tiempos, para argumentar de forma poderosa y simple un deseo profundo y nunca entendido hasta este momento (hablaré de ello en profundidad en un escrito aparte). Y como los cátaros, ambos tendemos a reflexionar sobre la necesidad o no de ser vegetarianos, como los bonshommes
 
Somos tan iguales en pensamiento, forma de entender la vida y actitud, a veces irónica y plagada de un humor negro poco entendible, que ayer, mientras paseábamos por el pequeño Tíbet que hay en el Garraf pensamos que habíamos sido hechos de un mismo molde. Dos gotas de agua que se encuentran en un tiempo y un espacio extraño, que se reconocen y se admiran mutuamente, desde el más absoluto respeto y sin ningún tipo de presión o tensión sexual o de otro tipo. Dos almas gemelas libres, entendiendo como “iguales” y “libres” ante los ojos de la luz (o del relux), que se conocen y reconocen en un paseo cualquiera. Y una reminiscencia que aparece una y otra vez en todas las conversaciones: la herejía y la libertad de ser como somos. 
 
Además, así fue como me conoció o reconoció, tanto monta, buscando algo sobre los cátaros y cayendo, cosas de la vida, en un artículo que publiqué hace algunos años. A. no sólo es una mujer bella e inteligentísima, sino que además es un alma libre y sensata. Por eso ayer, en el pequeño Tíbet, justo el día del año nuevo tibetano 2140, año de la Serpiente de Agua, día de máscaras y carnaval (pagana y herética costumbre) dos viejos conocidos se reencontraron en otro espacio y en otro tiempo celebrando esa común unión, alegres y felices por poder pasear, aunque solo fuera por un instante en este trozo de tierra. Hermoso reencuentro, hermosa y platónica reminiscencia y hermosa magia. Ahora la vida sigue, y el amplio campo de la experiencia continua. Pero se realiza desde una soledad diferente. Más fuerte, más protegida, más entendida, cómplice. Una soledad que ya no requiere compañía porque encontró en el lazo místico su reencuentro con las almas. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s