Lo que nos transforma


A las siete sonaba el despertador y pocos minutos después andaba de nuevo en la carretera donde hoy al mediodía haré entrega en Granada de un lote de libros.
Mientras veo amanecer entre molinos y campos de Castilla La Mancha me viene a la memoria la hermosa charla de Agustin y Ramiro. Especialmente cuando Ramiro insistía, y quizás por eso también lo haga yo, que en la vida solo es valido aquello que nos transforma.
Los sinceros buscadores muchas veces se pierden en conjeturas y dilaciones sin penetrar la verdadera transformación. Y esta enseñanza del conocernos a nosotros mismos para así conocer a Dios solo puede ser valida cuando somos capaces de aplicarla en la vida diaria. En lo sublime de la vida diaria, en los pequeños gestos de lo cotidiano.
Lo que verdaderamente nos engrandece y transforma como seres humanos es nuestra capacidad para ser amables con nuestro entorno, para llevar a cada rincón un trozo de luz y alegría allí donde mas falta haga.
Esa debería ser nuestra mayor expectativa vital. El ofrecer lo mejor de nosotros mismos en el trabajo, en la familia, en la comunidad, con el prójimo y la prójima. Compartir y ayudar de forma inteligente a aquellos que lo necesiten. Y quiero subrayar la palabra “inteligente” para que la ayuda no se convierta en un obstáculo para nosotros y para quien la recibe.
Estas cosas me vienen a la cabeza y al corazón mientras viajo al sur, al antiguo y deseado reino de Granada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s