Una sonrisa en el ojo de la mente


IMAG1357Otro día diferente y extraño. Diferente porque vino MJ a pasar unos días en el zulito. Comimos unos espagueti y nos fuimos a la charla que Ramiro Calle y Agustín Paniker dieron en Ecocentro sobre Sadhana: la vida como aprendizaje y autodesarrollo. Lo cierto es que cuando escuchas a personas tan sabias y correctas como Agustín y Ramiro se te queda una cara entre asombro y cosa difícil de explicar. No podía parar de atender y ver cuanto amor, cuanta dulzura y cuanto genio salía de las mentes y los corazones de ambos. Era como escuchar una melodía dulce y hermosa, un canto de sirenas o una especie de conjuro estelar que emanaba de sus almas. Gente bonita, gente especial, gente que merece la pena conocer y escuchar.

Como hoy decía una querida amiga citando a Lawrence Durrell, ya no se trata de convencer a nadie sobre nada. Simplemente nos debemos limitar a ofrecer al otro “una sonrisa en el ojo de la mente”.  Ese tipo de sonrisas son las que desarrollan nuestra verdadera compasión hacia todo y hacia todos. Sin juzgar a nadie, sin emitir juicios sobre nada. Respetando la vida de cada uno y abrazando la diferencia con amor y comprensión. Por eso resulta fácil ser amigos de unos y de otros, de poder salir de copas con un empresario ganadero aunque él se tome un rioja y yo un colacao y él pida un trozo de carne y yo practique el ahimsa. Somos todos tan diferentes que lo mejor que podemos hacer es precisamente eso, respetarnos y amarnos los unos a los otros, buscando siempre en nuestras miradas cierta complicidad y apoyo.

Decía que había sido un día diferente y extraño. Lo de extraño es porque echaba de menos algunas cosas. No sabría explicarlo sin un exceso de enredos y vocablos. Digamos que echaba de menos algo invisible, indescriptible, cómplice, cuasi virtual sino fuera por un resquicio de poder oculto ensamblado entre una profunda respiración y una experiencia místico-esotérica entrañable y cuasi real. Y digo cuasi virtual y cuasi real porque hay una franja de vida que nunca sabes delimitar del todo sino fuera porque a veces nos pellizcamos y creemos que lo que sentimos es real mientras que otras sentimos cosas de forma extraordinaria sin saber delimitar de donde surge esa emoción, ese encantamiento, ese poder de transformación. En el fondo todo tiene que ver con esa “sonrisa en el ojo de la mente”, una especie de mundo mágico donde todo es posible.

Ramiro lo explicaba muy bien. No importan nuestras creencias, nuestras experiencias o nuestros métodos. Lo que importa es que esas creencias, experiencias o métodos sean capaces de transformarnos. Eso precisamente ha conseguido esa sensación extraña de añoranza: ha sido capaz de transformarme, así que no solo la admito como válida y real, sino que la abrazo con cariño y confianza, esa confianza que a veces nos lleva por caminos inescrutables.

(Foto: Esta noche en Malasaña. Mientras MJ intentaba ligar con unas hermosas argentinas yo miraba fijamente mi colacao sintiendo una extraña añoranza).

Anuncios

7 thoughts on “Una sonrisa en el ojo de la mente

  1. Qué solos estáis… pareja bonita.
    Os tengo que preparar esas comidas que llenan el alma, que te hacen sumergirte en el fondo de uno mismo para encontrar lo verdaderamente placentero de la vida, de cada instante, de cada segundo y de cada suspiro de ese océano particular de cada uno que habita en nosotros… lo inalcanzable, lo auténtico y real, lo que se encuentra a nuestro alcance pero caminamos sin rumbo para alcanzarlo hasta que despertarmos y nos damos cuenta que siempre, siempre se encontraba allí.
    Gracias por existir.
    Un abrazo grande, grande.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s