La intención: nuestra melodía interior


la intención

Esta mañana me ponía el suéter rojo que compré hace dos veranos en Helsinki. Por la noche, siguiendo los consejos de una buena alma, me di una ducha de agua hirviendo pues con la carga de cajas y la lluvia había cogido algo de temperatura, que sumada a los mareos continuos que tengo desde que ando en el zulito, daban un paisaje algo desolador. Pero amanecí bien y pude llegar a primera hora hasta Arganda del Rey y descargar allí cuatrocientos libros que no sé si alguna vez cobraremos.

A las diez habíamos quedado en el hotel Princesa de Éboli para asistir a una muy buena charla de Jesús, un amigo de la Fundación Ananta. Poco a poco y durante cuatro horas iba desgajando de forma suave cosas hermosas que servían para la reflexión.

Hablaba de la importancia de conectar con las cosas, con todas las cosas, hasta que saliera de nosotros una leve sonrisa. Ese gesto era la señal inequívoca de que habíamos conectado con la emoción correcta. Las cosas que nos enfadan, las personas que nos sacan de quicio, solo son pruebas en el camino para ver si realmente hemos conectado con nosotros mismos, con nuestro centro. Y nuestra mente pone atención en todas esas cosas, pero es nuestro corazón el que pone la intención, el deseo verdadero de acercarnos al mundo con algún sentido.

A todos nos gustó la explicación sobre las conclusiones que Patrick Drout y Annie Marquier habían llegado sobre el corazón, un músculo que aparentemente bombea sangre por todo nuestro cuerpo pero que, además, posee ciertas neuronas que dotan al ser humano de una capacidad intencional e intuitiva.

La intención es la melodía interior, y el corazón es el órgano que la produce. De pequeños nos educaron a perfeccionar nuestra mente, a desarrollarla y aplicar técnicas para poder ejercitar su potencial. Pero nadie nos explicó como hacer lo mismo con el corazón, con la intuición, como desarrollar ese mundo que deseamos para nosotros y los nuestros. ¿Qué mundo queremos crear? ¿Qué mundo sentimos en nuestro interior y cual de ellos es el que visualizamos? ¿Somos impecables en nuestra conducta, en nuestras palabras, en nuestra intención? ¿Somos capaces de tomar consciencia de nuestra intención, que no es más que aquello que realmente reflejamos y compartimos con el mundo?

Puso un ejemplo claro diferenciando entre ética absoluta y ética relativa. Todo el mundo tiene claro que está mal que existan niños que se mueran todos los días de hambre. Eso es ética absoluta. Pero, ¿cuántos de nuestros recursos movilizamos para que no ocurra? ¿Cuánto estaríamos dispuestos a dar para evitar una hambruna? ¿Cuánto damos realmente todos los meses para que eso no ocurra? Eso lo llamaba ética relativa.

Luego en la comida surgieron muchas más reflexiones en torno a lo ético, y en torno a nuestro papel individual y colectivo con respecto a lo que debemos y no debemos hacer en todo esto que está pasando. Desde un punto de vista absoluto, lo tenemos claro. Pero luego la relatividad se impone, y cada cual hace lo que le viene en gana. La prueba está en que partidos corruptos y caducos siguen ganando sistemáticamente las elecciones sin alternativa posible, por poner uno de los ejemplos expuestos en la mesa. ¿Qué debemos hacer? ¿Cuál es nuestra verdadera intención interior, nuestro propósito, nuestra misión como ciudadanos libres? Bonita mañana de compartir y de aprendizaje y de recordar muchas cosas… Y cómo Jesús lo hace de forma altruista para ayudar a la fundación, pues aquí traigo, también de forma gratuita, algunas de sus palabras. Pues como decía él mismo, la mejor forma de ser feliz es ayudando a los demás, compartiendo con los demás. Eso te hace ver lo generosa que luego es la gente. Totalmente de acuerdo, así que gracias por vuestra generosidad por haber llegado a la lectura total de este trozo de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s