Navidad


la foto

A veces las cosas no son como quisiéramos, pero siempre son como deben de ser” (Siria Grandet).

Hay resortes interiores de pura supervivencia que se reactivan en momentos difíciles o especialmente duros. Esta mañana, mientras pintaba a toda prisa la casa, hubo un momento que paré y miré a mi alrededor. Cuando tienes la mente distraída y no piensas en exceso sino que te dejas llevar por la actividad y la acción muchas veces no ves las cosas. Y en ese momento paré y vi lo que me rodeaba y hubo un instante de auténtica tristeza y desconsuelo. Miré de donde venía en estos últimos años y vi donde había parado y fue un momento duro, muy duro. Pero de repente se reactivaron los resortes interiores, los pilares que llevamos dentro y que nos empujan a seguir en los momentos difíciles, y agarré con fuerza el mango del rodillo de pintura y no paré hasta quedarme sin una gota en el cubo.

Justo en ese instante Carlos llamó por teléfono para invitarme a pasar la tarde junto a su familia, que también es la mía y que habían venido a pasar unos días desde Barcelona a Madrid. Bonita tabla de náufrago.

Eso me alegró porque en cierta forma iba a pasar parte del día de Navidad en familia. Me llené de cierta paz que aproveché para atreverme a abrir una de las cajas donde aún guardo algunos recuerdos y empezar así a decorar tímidamente este lugar. Lo primero que salió de la caja fue esa cuerda con trozos de madera que la buena de Olga nos regaló para decorar la casa de La Sacedilla. Ahí el tiempo se detuvo de nuevo. Suspiré, y rocé los trozos de recuerdos ordenándolos por tacto, por olores, por colores que me devolvían a la paz reconfortable del pasado. Soporté el peso durante unos minutos, mirando de nuevo a mi alrededor, en esa tarea difícil de tener que crear un “hogar” sin “chimenea”, sin calor humano, sin compañía a la que abrazar y compartir esos instantes. Por suerte hay huecos en el corazón que te hacen comprender que la vida a veces tiene estas cosas, y que por más que nos empeñemos, resulta necesario vivir estas experiencias para aprovechar luego los momentos buenos con mayor intensidad.

Hoy comí por primera vez en casa. Unas alubias precocinadas. Sólo había que meterlas en el microondas dos minutos y ya está. Todo un regalo. Tras el banquete, y aún desaliñado por la pintura, he salido al bazar del chino, del cual ya me he hecho amigo. He sentido cierta libertad al salir en chanclas, con la cara llena de manchas blancas y el pelo multicolor, brillante, radiante y vaciado de complejos ante la lluvia que caía. El chino está contento porque en estos días ha hecho mucha más caja gracias a mis necesidades eremíticas. Hoy solo he comprado una fregona para empezar a limpiar este gallinero. Luego me he levado un poco y he ido a visitar cerca de la plaza Legazpi a mi otra familia. Ha sido hermoso ese calor, y creo que hasta necesario. Tras una tarde agradable recordando viejos tiempos, sobre todo viejos tiempos mejores, he vuelto desde Legazpi por el Paseo de las Delicias y luego el barrio de las letras hasta casa. Ese aire me ha sentado bien. Pero al llegar, de nuevo me han inundado los recuerdos y he vuelto a tocar la madera de Olga y con ello el inevitable asomo al pasado. Nuevos suspiros, nueva carga de interioridad y nuevos resortes de ánimos que me indican que mañana será otro día.

Hoy es Navidad. Paz y Amor para los hombres y mujeres de buena voluntad… Y también para los otros.

3 respuestas para “Navidad”

  1. Javier. Que bien expresas tus sentimientos y el mundo que vives.

    Pienso que una buena manera es vivir creando un mundo, un entorno nuevo, para uno y para otros que estan en la misma conciencia y vibracion.
    Estoy teniendo exito en hacerlo con personas que estamos en lo mismo. Se crea un estado de gran alegria compartiendo con estas personas. Incluso en la distancia, como acabo sentir hace poco a través del telefono.

    Un gran abrazo, y recuperate renovandote a ti mismo.

    Javier

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s