Carta a un Alquimista


ALQUIMIA

Estimado RS.

Seguramente el lunes o el martes llegarán los libros ya que ayer terminaron la impresión. El edificio del Arte Sagrado tiene ya una nueva piedra para ennoblecer la catedral interior. Permíteme, como humilde arquitecto, sentirme orgulloso de la obra.

Ya está subido a la web para empezar su difusión.

Como seguro que tendrás un buen grupo de amigos y hermanos, no dudes en ofrecer este hermoso enlace para que lo compren por nuestra web, así, el primer beneficio que saquemos quedará en casa. Esta primera fase es importante porque si luego el boca a boca funciona hará que llegue mucho antes a las librerías. También he subido en primicia una versión en libro digital al módico precio de cuatro euros, por si alguien del consulado español en Japón quiere leerte en versión digital. Seguro que las Moradas Filosofales se sentirán dichas ante esta noticia.

El enlace: http://www.editorialdharana.com/catalogo/arcano?sello=nous

A partir de ahora empieza la dura realidad de la crisis, y veremos, en los próximos dos años, cual ha sido la vida útil del libro. Sobre todo no hay que desesperarse porque la venta funciona muy despacio. Lo importante es el boca a boca, y si el libro es bueno (cosa que no dudo), sobrevivirá y se eternizará y algún día un editor japonés querrá traducirlo al idioma nipón y nos comprará los derechos y así hasta llegar al primer millón de ejemplares. Esperemos que la alquimia funcione y los metales pesados se queden en las puertas del templo mientras el alma peregrina continua su viaje.

He leído tu plancha francesa y me salen, de repente, mil preguntas. Primero felicitarte (qué tópico esto en las logias mediocres, lo de felicitar una plancha digo) porque veo que tu formación es increíble, o al menos, profunda, cosa que ya expresas vivamente en el libro “Arcano”. Las curiosidades son las siguientes (quizás algunas ya me las has contestado alguna vez pero con mi memoria hay cosas que ya no recuerdo:

1. Veo que la plancha es en francés. ¿Es en los valles de Francia donde trabajas? ¿Y por qué? ¿En qué rito y en qué orden o tradición?

2. ¿Dónde aprendiste alquimia, además de en los libros? ¿Existe alguna escuela alquímica hoy día más allá de Fullcanelli?

3. ¿Perteneces a alguna escuela, secta, grupo, lobby mediático u ocultista, rayo cósmico o asrham transiberiano?

4. ¿Cómo nos conociste? Creo recordar que un antiguo socio de la editorial me pasó tu mail y tu libro… pero ahora no recuerdo bien como fue el proceso…

5. Cuando cumplimos según qué edades espirituales, identificamos tarde o temprano, nos pese o no, cierto propósito vital en cuanto a lo que ocultamente se llama “servicio”… ¿Has identificado tu propósito?

6. ¿A parte del masónico, tienes algún otro compromiso iniciático u esotérico?

7.- Utilizas mucho esa cruz sagrada del Querer, Saber, Osar y Callar… ¿dónde la aprendiste? ¿quién te la enseñó y cómo obedeces a su noble causa?

En fin… me has despertado miles de preguntas de repente (debe ser esto de no tener novia y estar en plan ocioso un sábado por la tarde con un frío que pela y después de una paella vegetariana como comida)…

Ya me contarás… si quieres y puedes…

Otras cosillas: estoy organizando la agenda de diciembre que se presenta cargadita, justo lo que necesito para no ir a ningún compromiso y escaquearme de todos diciendo que me ha atacado un virus mortal o que mi bisabuela por parte de madre se ha muerto o ha resucitado o lo que sea… lo digo por si nos vamos a ver para echar unas risas o liarla parda para que me digas cuando estarás por España o cualquier otra parte del mundo donde podamos vernos un ratillo y conspirar judeo-masónicamente en alguna Montaña, Valle o Desierto…

Me apunto al viaje de Londres para conocer al prologuista del libro El Celador que pronto vamos a editar. Debemos organizarlo con tiempo para poder organizar el viaje.

un abrazo sentido y feliz sábado…

Pd.- ¿qué hace un español de apellido raro que habla francés, inglés (y supongo que catalán en privado) una tarde de sábado en Tokio?

(Nota del editor: Rosa Sinespina es el pseudónimo de un importante científico que trabaja en un también importante proyecto mundial de investigación tecnológica, de ahí que haya querido preservar su anonimato en este libro y de ahí que no podamos hablar abiertamente de él. De ahí también que haya elegido esta carta para pronunciarme sobre su enigmática figura. Cuando hace más de un año vivía en una embajada -mi pareja era embajadora- y recibí un inédito espeluznante que también, por razones obvias en esa época de espías y CNI y diplomacia y… decidimos editar con pseudónimo: Escrito en un libro, de Tom Farrell, libro que también recomiendo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s