La valentía de ser empresario sin ser empresario


Hoy comentaba con un buen amigo lo difícil que es crear una empresa sin haber mamado lo esencial para ese tipo de aventuras. He conocido a pioneros que emprendieron sus sueños sin saber lo que era un business plan, una recapitalización, un CEO, un ebipda o algo tan sencillo como una factura proforma. El mundo de la empresa es complejo y hay muchas personas que se preparan a base de IAE o IE o master de empresas o simplemente porque han nacido en un entorno así y lo han “sufrido” de pequeños. El resto, aprendemos a base de ensayo y error, que es lo que nos enseñaban en las tesis doctorales o en las carreras que intentaban crear un marco científico a base de métodos, técnicas e indicadores.

Llevaba semanas reflexionando, tras seis años de aventura empresarial, de cómo reformular mi vida desde otra perspectiva. Una de las primeras cosas que he decidido ha sido trabajar media jornada, es decir, pasar de las dieciséis horas de media a una leve jornada de ocho horas diarias. El resto de tiempo lo voy a dedicar a crear, porque un emprendedor, ante todo, tiene que ser creador, y para eso necesita inspiración, y para eso necesita tiempo. Así que voy a dividir la rentabilidad temporal entre algo de ocio -para despejar mente y cuerpo-, espacios para lo interior –algo importantísimo para un neo-empresario que quiera comprender los retos de este milenio y “ver” hacia donde vamos-, la formación y la autoformación -necesito entender los entresijos del ebook y el epub para poner la empresa al día (parece mentira pero aún no he tenido tiempo de comprar un lector electrónico en estos años), y la tesis doctoral, que a pesar de que tengo amigos que opinan que ya hay muchas tesis doctorales en el mundo, soy de los que opinan que hay mucha ignorancia congénita y que lo ideal sería poder avalar y multiplicar por mil los estudios doctorales y cualquier clase de estudios que hicieran de la masa humana un producto inteligente, independiente, justo, armónico y feliz. Y para todo eso, el conocimiento, sea del tipo que sea, ayuda. Así que hay que estudiar, como disciplina diaria, siempre. Para luego poder compartir, como disciplina diaria, por siempre. (Pobre de aquel que guarda lo que posee en donde se corre el riesgo de perderlo todo).

En fin, creo que el futuro debe dibujarse, tal y como está el patio, en retos empresariales, en personas autónomas que creen su propia empresa, en emprendedores que sean capaces de ver las oportunidades de cambio que esta crisis nos demanda. Creo que es importante que dediquemos tiempo a esta reflexión ya que estamos rozando cuotas exageradas de incertidumbre. Así que todo mi ánimo y aliento para aquellos que estén atravesando una situación difícil pero que sean capaz de darle la vuelta buscando soluciones imaginativas… Palabra de superviviente.

10 respuestas a “La valentía de ser empresario sin ser empresario

  1. Me he sentido identificada con esta entrada, admirado Javier. Yo llevo de empresaria autónoma desde 2009. Antes trabajaba en casa sin remuneración. Mis aspiraciones las recuerdo, por entonces, nulas…totalmente nulas. Mi esposo fué despedido de su trabajo. Esta situación le afectó, nos afectó, demasiado y decidimos buscar la alternativa al desempleo embarcandonos en este mundo de la empresa. Lo desconocíamos todo, ni idea de nada. Buscamos una asesoria, nos gestionó la creación de la empresa, nos llevan la contabilidad, nosotros compramos y vendemos y hasta la fecha seguimos en pie. Estos dificiles momentos que vivimos no nos han afectado gravemente, hasta el día de hoy. Seguimos en la lucha y podemos pagar hipotecas, vehículos, maquinaria y comemos dos familias, mi esposo y yo, mi hijo, sus dos hijos y su mujer.

    Con cuarenta y nueve años decidí sacar el acceso a la universidad. Estoy cursando en estos momentos mi segundo año de carrera (Educación Social) lo cual me satisface plenamente. Nunca me lo pude imaginar. Adquirir conocimientos sea del tipo que sea es realmente gratificante.

    Ya ves Javier, a mis años formándome y aprendiendo.

    Te animo a que escribas tu tesis porque, como tú bien dices, hay mucha ignorancia congénita.

    Me gusta

    • María te felicito por esa ilusión y ganas de hacer cosas.
      Opino que la vida es un regalo que merece ser vivida al cien por cien, que tenemos el deber y la obligación de vivirla con mayúsculas, de reinventarnos una y tantas veces como sea posible y necesario, hasta el último suspiro de nuestras vidas…
      Qué hermosa carrera?, felicidades.
      Un abrazo.
      Teresa

      Me gusta

  2. Es muy interesante todo lo que dices, pero a mí no me cuadran las cuentas de las horas que dices que trabajabas, porque si eran dieciséis horas, es imposible que te quedase tiempo para escribir todos los artículos que publicas diariamente en este blog, para todo lo que viajas -que es mucho- y para las actividades de preparación de comidas (tus famosas croquetas) y otras. Lo dicho: o eres un “supersuperdotado” que discurre y escribe los artículos en cuatro nanosegundos o no lo entiendo. Me gustaría que nos explicases el misterio, ya que me tiene intrigadísima. No es broma, lo digo totalmente en serio.

    ¡Buenas noches! 🙂

    Me gusta

    • Mi querida, si te digo que los artículos los escribo de un tirón, como si los vomitara o como si una mano invisible golpeara mis dedos en el teclado quizás no me creerías… Cuando haces algo de corazón sale solo, así que no le dedico más de diez o veinte minutos a redactar algo. A veces tardo más en encontrar la foto que en escribir el pensamiento… 🙂 Antes empezaba a trabajar a las ocho y terminaba a las doce de la noche… Ahora intento dedicarme las tardes para redescubrir otras cosas… 🙂

      Me gusta

      • Aclarado lo de los artículos, pero aún quedan otros misterios tuyos que supongo que iremos descubriendo poco a poco. 🙂

        Me alegra que te tomes las tardes libres para disfrutar y redescubrir otras cosas.

        Un abrazo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s