Eurovegas, entre Sodoma y Gomorra


“La descomposición de todo gobierno comienza por la decadencia de los principio sobre los cuales fué fundado”.  (Montesquieu) 

La doble moral de nuestra piel de toro se alegra de que en nombre de la creación de trabajo vayan a montar un club de alterne en Madrid de tamaño incalculable. Me ensonrojo como ciudadano cuando veo la cara de felicidad de los que apuestan por este proyecto. Personas que son capaces de vender su alma al diablo con tal de que empiece el amañado espectáculo de “pase de maletines” cargado de promesas y pingües beneficios para los que metan la mano en la masa.

Que estamos ante una sociedad decadente ya era una noticia que dejó de serlo no hace mucho. La crisis ha destapado lo mejor y lo peor de nosotros, pero sobre todo, destapa como no somos capaces de mantener nuestro orgullo y nuestra dignidad, y sí capaces de vender nuestra nobleza al mejor postor.

Pasé por las Vegas en el verano del 2006. Sólo soporté estar en esa ciudad unas horas. Ni siquiera quise pararme a dormir. La decadencia de nuestra sociedad y lo más patético de nuestro derroche y decoro allí estaban condensados en grado máximo.

Por eso me cuesta creer que hayamos sido engañados por el pan para hoy y el hambre moral de una nación entera para mañana. España se convertirá, de nuevo, en el hazmerreir de Europa.

Vendernos por un plato de lentejas a la decadencia es vergonzoso ya no sólo para nuestra generación, sino para las generaciones futuras que verán con horror como convertimos en miseria la poca dignidad que nos quedaba en los malos tiempos.

Hoy me avergüenzo un poco más de ser español, y el día que pongan el último ladrillo de ese macroproyecto será el día que me marche de una Madrid decadente. Comienza pues la cuenta atrás.

2 respuestas a “Eurovegas, entre Sodoma y Gomorra

  1. Dice mi hermana que el Eurovegas es un CACHO de infierno en la tierra.

    Cuando éramos pequeñas e íbamos a la catequesis, nunca se nos hablaba del infierno. Un día un compañero le preguntó al sacerdote (hombre realista) que si era verdad que existía el infierno, “mossén” Joan responió que el infierno estaba en la tierra.

    🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s