El poder de los bosques


“Formamos parte de una sociedad tan enferma que a los que quieren sanar se les llama raros y a los sanos se les tacha de locos” (Jiddu Krishnamurti)

Cuando paseaba por el jardín botánico de Copenhague disfrutaba en el paseo de esos discretos avisos que nos recuerdan la necesidad de “permanecer en silencio”. Fuera de esa paz extraña rodeada de exóticas ornamentas vegetales, el ruido parece ser la nota común de nuestro mundo. Sin embargo, los sonidos de la naturaleza son amables y se pueden degustar en largos paseos rodeados de bosques e inmensidad. Los lugares donde hay abundancia de plantas están siempre acompañados de aves, y según la prodigalidad de las mismas, será un claro indicativo de la riqueza o no de un lugar. En los abundantes bosques de la Baja Sajonia era normal rodearte de repente de soledad, silencio y musicalidad proveniente de arroyos, o mirlos, o petirrojos que acompañaban el paseo con su mágica presencia.

Uno se siente poderoso en esos instantes. El poder crece ante el silencio y la grandeza del espesor de un bosque o el llanto de un riachuelo. Cerca de Göttingen había un bosque donde íbamos a pasear. En la frontera que lo separaba de una espesa sabana verde, había un banco donde descansábamos y desde donde podíamos contemplar la ciudad a lo lejos junto al río Leine y su lago madre Kiessee. Allí encontrábamos nuestro centro de paz, un lugar donde se unían los senderos de las fuerzas corporales y las corrientes espirituales que podíamos captar en aquellos instantes.

Los bosques alemanes poseen aún intactas esas fuerzas vivas que la naturaleza comparte muy avispadamente con aquellos que desean preñarse de cierta discriminación y desapasionamiento, preceptos básicos para ponernos a la guía de nuestras almas y sus anhelos. Hay un punto de equilibrio entre esos paseos de antaño y la memoria de los presentes. Porque las experiencias se acumulan y engloban ese halo de misterio que es la vida. Y cada vez que siento el silencio y paseo por un bosque y me maravillo en un jardín botánico, entonces todos los bosques y todos los jardines y todos los silencios se condensan en uno y el alma se manifiesta.

One response to “El poder de los bosques

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s