«Todo para el pueblo, pero sin el pueblo»


No se trata de odio. Estoy convencido de que nadie odia a nadie por lo que está pasando. Es una cuestión de sentido común, de hartazgo, de indignación y de necesidad de reorganizar un modelo de convivencia que está demostrando por activa y por pasiva su mal funcionamiento.

No se trata de viejos rencores, ni de una antigua discusión entre las viejas y caducas izquierdas y derechas. Intelectualmente ya se han superado esas diferencias, por eso todo discurre hacia un sentido más profundo. Simplemente esto no funciona.

El despotismo ilustrado ha vuelto. Hemos vivido durante muchos años bajo la protección de una dictadura encubierta y benevolente que pretendía conducir nuestras vidas hacia un remanso y apacible mundo multicolor. Sin darnos cuenta, hemos picado el anzuelo de la comodidad y la seguridad a cambio de casi todo.

El viejo lema de «todo para el pueblo, pero sin el pueblo» se ha manifestado claramente en estas últimas semanas, imitando las reformas del Antiguo Régimen que pretendían dar un poco al pueblo, sin excesos, para que el absolutismo pudiera perpetuarse ante la amenaza de la crítica ilustrada de la época.

Y como en aquel tiempo de poder absoluto concentrado en pocas manos, los grandes principios de nuestra época están muriendo. Estamos siendo conscientes y pronto saldrán voces capaces de ordenar todo lo que está ocurriendo. Anquilosado modelo económico y político, valores de una sociedad decadente, imposición de modelos territoriales que nada tienen que ver con el sentir humano de la libertad, despropósito de las clases privilegiadas (económicas y políticas) que no dudan en imponer sus condiciones para seguir actualizando el pacto social a su favor. No, no se trata de viejos rencores ni odios, se trata de ser partícipes de un nuevo cambio y un nuevo modelo, ser protagonistas del parto hacia una nueva sociedad.

2 respuestas a ««Todo para el pueblo, pero sin el pueblo»»

  1. Es verdad que nos tratan con despotismo (no sé si ilustrado o no) y, aunque no es algo nuevo, quizás se note más ahora. También estoy de acuerdo en que el «anquilosado modelo económico y político» está cayendo, y eso es algo muy bueno. Somos muchísimos/as los que queremos una nueva forma de vivir en sociedad: más justa, más respetuosa con los otros y con la Naturaleza, más… 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: