La Gran Tomadura de Pelo


Me pregunto qué pasaría si mañana todo el mundo se declarara insumiso fiscal. Si el poco o el mucho dinero que tuviéramos lo sacáramos del banco. Me pregunto que pasaría si consiguiéramos un colapso tal de la economía y de los (oh qué miedo) mercados y todo se paralizara durante semanas.

No haría falta salir a la calle a manifestarnos con el riesgo de que nos metieran en la cárcel… Aunque, me pregunto qué pasaría si todos saliéramos a la plaza y quemáramos nuestro particular contenedor de la basura para que nos metieran a todos en la cárcel.

Lo que más gracia me hace del asunto es el cómo nos toman el pelo, el como nos utilizan como si fuéramos una panda de catetos. O peor aún, una panda de paletos.

Lo del Rey es solo una anécdota… No sabemos absolutamente nada de todo lo que se mueve en las cloacas de nuestra sociedad. Y muchos pretende que nos callemos, que dejemos que las cosas se pongan en su sitio sin que nosotros hagamos nada. Es posible que la prudencia sea más sabia que la adolescente protesta, pero cuando la tomadura de pelo alcanza dimensiones desorbitadas, no podemos seguir tranquilos sentados y prudentes.

La historia dice que cuando las fuerzas totalitarias hipnotizan al pueblo, nada bueno puede pasar. Ya lo vimos en sendas guerras mundiales. ¿Qué hubiera pasado si el pueblo hipnótico hubiera salido a la calle? Ya no podemos ser cuatro los que protestamos… Debemos ser legión. Somos legión.

6 respuestas a “La Gran Tomadura de Pelo

  1. Si todos saliesemos a la calle… si todos retirásemos nuestro dinero del banco… si todos dejasemos de consumir por unos días, nos convertiríamos en una sociedad adulta de la noche a la mañana.
    De un solo golpe acabaríamos con el desprecio con que somos tratados (el interesado paternalismo, si se prefiere). Pero nos domina el miedo; el apego a ésta mala vida, y ellos lo saben.
    Nuestra responsabilidad, que es la misma desde el inicio del hombre social, es no valorar la vida más que su calidad; no traer hijos al mundo si no hay una espectativa real de calidad de vida, y no escandalizarnos cuando se explicita.
    Ojalá sea nuestra generación la que dé ese paso de gigantes.
    Un abrazo, Javier.

    Me gusta

  2. Querido Javier, creo que el miedo y el conformismo hacen que estemos como estamos. Miedo a a reaccionar, a salir a la calle, a protestar. Y nos conformamos con lo que tenemos.
    Es curioso en una epoca en la que las noticias nos inundan por todas partes, en donde la tecnologia en forma de apps o de gadgets nos permite enterarnos de todo casi antes de que ocurra, no reaccionamos. ¡Estamos dormidos!, profundamente dormidos, y perdemos el tiempo en quejas vanas, quejas que solo sirven para incrementar el pesimismo general que tenemos. Sin embargo no nos implicamos, tenemos que ser parte del cambio, si queremos que algo se transforme o participamos en esa transformación o todo seguirá igual.

    Tarea de todos.

    Un abrazo fuerte querido Javier.

    Jaime.

    Me gusta

  3. Me da un poco de miedo que llegue el día en el que todo los ciudadanos que más aguantan el peso de tanta corrupción política, económica y financiera salgan cabreados a la calle.

    Luego será muy fácil decir que somos unos animales sin escrúpulos, pero es que resulta muy barato ir atacando poco a poco de manera más o menos subrepticia a los más débiles.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s