¿Qué es la cultura? Caminando hacia las extensiones del espíritu…


Como antropólogo podría dar cientos de discursos intentando justificar el carácter y el espíritu de eso tan abstracto que llamamos cultura. Como editor podría decir otro tanto y como escritor me llevaría días escribir y describir resumidamente lo que entiendo por cultura. Cuando ahora me preguntan, intento resumirlo en dos palabras: es el espíritu de un pueblo. El alma particular de cada lugar y de cada tiempo.

Dicho así parece una salvajada que pretende traspasar a la Ilustración y su “cultivo del espíritu”. Pero creo ciegamente en esta afirmación.

El hombre, lo humano, es un proyecto inacabado. Se experimenta así mismo, se trasciende, penetra la realidad de forma singular, es capaz de imaginar mundos y crearlos, y es capaz de imitar a la naturaleza, pero también de extenderla. Y esa extensión, esos ramajes que son mayores que la suma de sus partes es el espíritu humano, esa vaga y abstracta ensoñación que pretende animar de alguna forma el corpus humano en un tiempo y en un espacio determinado.

Algunos pensadores alemanes como Fichte y especialmente Helder ya hablaban del espíritu de los pueblos o volksgeist, en alemán. Para los chinos y especialmente para el taoísmo, los acontecimientos humanos nacen del Taiji o Gran Polaridad, ese acontecimiento que surgió después del Wuji o estado primigenio del Universo no diferenciado. Para los japoneses y practicantes del budismo zen, es el Ensō, que sería ese momento en el que la mente se muestra libre y vacía dejando simplemente que el espíritu se ponga a crear.

Y es en este punto de creación donde la cultura tiene mucho que ver con lo que estamos tratando, porque la cultura solo nace cuando hay un aspecto creador, un algo que nos diferencia y provoca una identidad propia, un Taiji que provoca mutaciones.

Toda esta reflexión venía a cuento porque el otro día, en un pleno municipal donde debían tratar los presupuestos para el año que viene, se preguntó sobre la partida de cultura. Un año más, esta partida sería una de las más pequeñas y ridículas, mucho más pequeña incluso que la partida de festejos, por poner solo un ejemplo. Y es particularmente curiosa la forma que tenemos de descuidar “el espíritu” de un pueblo, aquello que realmente nos alimenta como unidad social.

Es por eso que me fascina ser antropólogo y ser editor. Lo primero porque me permite bucear en el espíritu humano, en sus culturas, explorar su alma más profunda. Lo segundo porque me permite ser un pescador de almas. Cada libro, cada autor representa un trozo de ese corpus colectivo, de ese espíritu de este tiempo y de este lugar. El poder rescatarlos de ese océano de incertidumbre me permite, como en el Taiji, provocar mutaciones culturales, y por lo tanto, me permite prolongar el espíritu del pueblo. Cada elección, cada libro editado, está de alguna forma imprimiendo un carácter particular en esa cultura. Cada pensamiento que puede ser plasmado en un libro está inyectando una nueva forma de entender el mundo, una nueva visión y una nueva mutación del espíritu cultural. Dicho así, es una tarea fascinante, comprometida e increíble que me enorgullece.

Por eso, cuando vayas a tu estantería y puedas ver esos libros uno tras otro respira profundamente porque ahí encerrado hay un trozo de espíritu humano, de espíritu cultural. Volvamos a recordar las sabías y profundas palabras de Lorca sobre la importancia de alimentar la sed de nuestras almas con libros, muchos libros: http://www.creandoutopias.org/2011/05/lorca-medio-pan-y-un-libro/

4 respuestas para “¿Qué es la cultura? Caminando hacia las extensiones del espíritu…”

  1. Ainnss Javier, que bonito escribes y que entendible. No sabes lo que se agradece leer tan claro y sencillo lo que es tan complicado y abstracto.
    Aunque no diga nada yo sigo por aquí…por cierto me encantan tus nuevos amigos!! asumelo, estas destinado a que te acompañen un montón de especies de la naturaleza en tu camino, contando por supuestos con los seres de tu jardín…y luego dices que estas solo!!
    Abrazos para td@s

    Me gusta

  2. “es el espíritu de un pueblo. El alma particular de cada lugar y de cada tiempo”.

    Mejor definición, imposible. Es real, hermosa, breve significante y extenso significado.

    ¿Quién da más?

    🙂

    Me gusta

  3. Las palabras de Lorca son las propias de un genio; tu artículo, impecable.
    Coincido por completo en que la cultura emana de cada momento social de un pueblo. Desde ahí, “hasta el infinito y más allá”. A mí, las corrientes contraculturales me empañan la paz y la armonía.

    Eres afortunado por mucho. Como dices, por ser antropólo y editor, sin duda. Entiendo que la perspectiva debe ser sumamente amplia.

    Un abrazo, genio de Aladino.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s