Lorca: medio pan y un libro


En un momento donde la cultura y la luz que la misma provoca está en desuso, es hora de retomar pensamientos que alimenten las ganas de volver a reencontrarnos con nuestra identidad espiritual y cultural. Por eso creo que este discurso debe ser compartido.

Alocución de Federico García Lorca al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada) en septiembre de 1931:

“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

“Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

“No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

“Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?

“¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: «amor, amor», y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: «¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!». Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

“Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz”.

 

 

Anuncios

16 thoughts on “Lorca: medio pan y un libro

  1. Efectivamente Luna, hermoso texto.

    Hace muchos, muchísimos años abandoné todo cuando tenía, todo… me marche lejos de mi vida “normal”, fantástica y maravillosa según algunos… tuve que elegir qué llevar, envíe cuarenta cajas, todas eran de libros, mi único equipaje hacia un lugar nuevo y desconocido.

    Esas cuarenta y después muchas más viajan siempre a mi útlimo destino, que no es de momento el definitivo.

    Los libros son el refugio en las soledades, las ventanas abiertas a la vida, los pensamientos íntimos de tantas personas, de tantos seres maravillosos que habitan la vida.

    Gracias Javier por amar los libros.

    Me gusta

  2. no sufrás por los demás Javier, cada cosa a su debido momento ni antés ni después, si el universo ha sido bondadoso contigo es por que antes tu tambien lo has sido con los demás, aprovecha el momento y agrad´´ecelo , sobre todo, por que dice el refrán: “El ser agradecido es de buen nacio”, LA GRAN INGRATITUD , QUE HAY EN NUESTRO PLANETA ES ENORME, hay que agradecer el primer lugar,luego el alimento espiritual como dice la biblia, yo se que si estuviera en tus manos ayudarías a muchos más, posiblemente infinito, quien sabe a cuantos……., pero, “CARPE DIEM”, ESTAS A LA ALTURA DE VIVIR TU MOMENTO, VIVELO, disfrutalo, y cada uno tendrá que aprender lo que le pertenezca. A una persona abariciosa la vida le da mucho, porque tiene que trabajar la abaricia, a una persona generosa, solo se lo da si aprende a que lo material solo es parte del equipaje, así de simple, ayuda, pero no es lo más importante..

    Me gusta

  3. Gracias por compartirlo me ha encantado ese discurso de Lorca yo tambien siento esa necesidad por leer, por aprender, por ver nuevos horizontes…, pero ese amor por lo libros creo que me viene de familia…

    Un abrazo

    Me gusta

  4. Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí…

    Me gusta

  5. Pingback: Creando Utopías · ¿Qué es la cultura? Caminando hacia las extensiones del espíritu…

  6. Pingback: A SABIDURÍA: UN DESEXO, UN SOÑO | Filispines

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s