El libro de los gestos


Cuando entras a una sala llena de gente, lo primero que puedes observar es la forma en que se organizan los círculos, y sobre todo, y lo más divertido, es ver como se interrelacionan unos con otros y como la comunicación no verbal expresa cosas asombrosas. Las imágenes transmitidas con este “paralenguaje” son estudiadas por especialistas, especialmente en las ramas de la antropología de la gestualidad o la psicología. Gracias a diversos estudios sabemos que nuestra comunicación no verbal, es decir, los gestos, confieren el 90 por ciento de nuestra expresión, de todo lo que decimos, quedando la palabra relegada sólo al 10 por cien.

Antropólogos como el norteamericano Edwar T. Hall estudiaron temas como la próxemica, es decir, como organizamos el territorio y la distancia para comunicarnos con los otros. Ray Birdwhistell fue pionero en la investigación sobre la kinesia, es decir, los gestos o movimientos corporales. Por ellos sabemos que existen “un conjunto de signos mucho más complejos que el lenguaje humano y con mayor contenido en cuanto a lo que expresamos tanto voluntaria como involuntariamente. Es decir, todo lo que hace referencia al “cómo se dice”: gestos, expresiones faciales, movimientos corporales, el espacio que nos separa del otro,… comunicación a través de la forma en que vestimos, en como nos mostramos, en como nos sentamos, si miramos o no a la cara, si hablamos despacio o deprisa,…todo ello son signos que permiten a la persona que nos escucha hacerse una idea de quiénes y cómo somos”.

Esto es importante a la hora de visualizar un panorama, interpretar una conversación o vislumbrar emociones ocultas, diálogos incoherentes o contradicciones extrañas. De ahí lo divertido de interaccionar en grupos o con personas. Con cierto afino, puedes “ver” y “leer” cosas que sin atención no tendrían mayor relevancia. Casi todos los círculos son grupos de afinidad que vienen organizados por el estatus de cada uno de ellos. Normalmente, cada grupo suele liderarlo alguien con cierto carisma, ya sea porque el resto le otorgue ese carisma o porque él mismo, por sus méritos, lo posea innatamente. A su alrededor se agrupan personas que desean saber más de él, que desean estar a su lado simplemente porque eso les otorga cierto “endiosamiento” o poder social o que por afinidad o amistad resultan pertenecer a un mismo grupo. Los vínculos de afinidad pueden ser por muchas causas. Grupos de intereses, familiares, de estatus, de poder… Lo curioso de todo es observar como se jerarquizan las afinidades, y a qué cosas son capaces algunos para intentar estar “ahí” o para llamar la atención sobre “algo”. Si volviéramos a entrar a esa sala llena de gente podríamos observar y jerarquizar a los mismos en una clasificación divertida, la cual podríamos ordenar interpretando los gestos, las miradas, los diálogos no verbales que tanto nos dicen. No perdáis la oportunidad de jugar a leer en el libro de los gestos… Puede ser una aventura fascinante…

8 respuestas para “El libro de los gestos”

  1. Pues sí, realmente es una aventura provechosa, divertida y muy, muy interesante.

    Yo lo hago desde que me di cuenta de lo bueno que puede ser, sino antes. Aprendes mucho con la quinésica y la proxémica que utiliza uno mismo y que utilizan los demás. La obseravación puede ser genial y las conclusiones, aunque no siempre acertadas, te ayudan a crecer.

    Entrar en una reunión, en una conferencia, en un seminario… sin que te conozcan da mucho de sí, independientemente de que los exponentes o anfitriones sean realmente atractivos intelectualmente o de presencia (no hablo para nada de físico).

    Probadlo!!!

    Me gusta

    1. Eso es… una aventura provechosa donde el otro nos sirve de lectura en ese libro abierto del que podemos aprender, y porqué no, corresponder… ¡Somos tan sencillos y predecibles!

      Me gusta

      1. Realmente la observación participante me cuesta un poco más…pero todo se andará porque es cierto que el corresponder debe ser, en ocasiones, casi una obligación, o como mínimo, una cortesía 🙂

        Me gusta

  2. El libro de los gestos seguro que es muy interesante… igualmente la comunicación no verbal, como también puede serlo la grafología y otras técnicas mas, pero en verdad porqué nos empeñamos todos en analizar hasta el último milímetro los comportamientos de los demás.
    Es agotador comprobar hoy cuántas nuevas técnicas hay del comportamiento humano, cuando en la realidad todo es mucho mas fácil y sencillo.
    La simplicidad es la esencia de la vida, y el observar a lo demás y fijarnos en sus errores es equívoco, porque lo verdaderamente esencial es nuestro propio comportamiento, no el de los demás.
    La vida te va enseñando y si tienés la suerte de ver el camino podrás ser un ser tremendamente feliz y carente de todas las capas de cebollas que vamos adquiriendo a lo largo de nuestras propias vivencias…
    Vive y dejar vivir, da ejemplo con tu propio comportamiento, aprende de tus errores y ten la valentía de seguir en el camino de la vida para ti, y para el resto de los que habitan en ti

    Me gusta

    1. Opino como tú querida Teresa… pero… no nos conocemos a nosotros mismos, nosotros los conocedores… Y realmente, cuando observamos al otro, lo que estamos haciendo es observar un “otro” de nosotros mismos, de ahí que el aprendizaje sea doble… Aprendemos del otro, que es nuestro reflejo, y todo lo bueno o malo que vemos en el otro, es simplemente un matiz que nos gusta o no nos gusta de nosotros mismos, de ahí lo hermoso de la observación participante: vemos, aprendemos. La importancia de todo es ver dentro de nosotros, fuera de nosotros, porque lo de arriba es como lo de abajo, como decía el Tres veces Grande… 😉

      Me gusta

      1. Es agotador tanto observar…
        LLega un momento de la vida que ya no te apatece seguir observando, ni verte reflejado en los actos o acciones de los demás, no te importa, todo pasa a otra dimensión, otro plano-
        Todo es tan relativo, inseguro y misterioso, como la vida misma.
        Un abrazo

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s