El baile es la posición vertical de un deseo horizontal


La frase no es mía, sino sacada de una anécdota que hoy contaba AC. Y tiene que ver con la escritura, con el amor, con la belleza del pasado descrito en primera persona. Y me ha recordado cuando hace muchos años me gustaba leer sin parar en cualquier recoveco e imaginar y viajar junto al egregor narrador a esa luz que el viento acostumbra a traer consigo, a esos millones de lugares diferentes del mundo o del universo. Mis primeros libros fueron de Julio Verne, así que no es de extrañar que esas primeras lecturas incitaran y pervirtieran mi ya de por sí exagerada imaginación y mi vida se fuera forjando y convirtiendo en una especie de aventura al estilo del autor francés, con cierto deseo horizontal irreprimible. Así, entre viajes extraordinarios, empecé a soñar en la literatura y el vuelo mágico hacia otros lugares. Desde ese entonces, mi obsesión por leer y escribir –siempre en ese orden- fue creciendo y creciendo hasta convertirse en un desgaje soportable de pronósticos reservados. Por eso cuando estos días hablaba con AC y hoy me invitaba a visitar su biblioteca en Os Anxeles, muy cerca de Santiago, no he podido resistirme. Y el viaje desde A Mezquita hasta Compostela ha sido fascinante. Previa parada en el pueblo de Allariz donde AC me mostraba con entusiasmo entre cementerios gallegos, ruinas, iglesias, ríos increíbles y juderías toda su historia familiar. Y como aspirante a escritor he disfrutado de sus enseñanzas, de su experiencia, de su vida que relataba con la intensidad de un poeta, de un ser que ha vivido intensamente en la escritura y en la propia existencia. Así que todo el encuentro y el viaje hasta su casa, desde donde escribo ahora, ha sido como un master acelerado de escritura y literatura. Y ahora, en la noche gallega, tengo sobre mis manos uno de sus libros, “El Griffon”, del cual ha vendido más de un millón de copias en todo el mundo. Me sumergiré en sus pasadizas letras para seguir aprendiendo, entre acordes y baladas, siguiendo los pasos de los sueños y bailando en posición vertical para disfrutar de ese entrañable deseo horizontal que es hacer el amor sobre todas las cosas.

(Foto: En el museo etnográfico de Allariz con AC).

2 respuestas a “El baile es la posición vertical de un deseo horizontal

  1. Estimado amigo Javier: A veces la vida nos entrega sorpresas en tiempos, distancias y Seres humanos.

    Digo esto, ya que cuando algunas amistades me comentaban y comentan, el motivo por el que decido vivir solo-ausencia de convivencia con una bella mujer-, siempre les contestaba y contesto…primero he de desnudarla en vertical, para posteriormente-si se da el caso-, llegar a desnudarla en horizontal.Así ando desde hace casi dos años.

    Espero que sigas siendo un eterno buscador de Utopías. Para desgracia de muchas Almas sensibles, casi nadie actúa en la realidad, como dice pensar:

    Un abrazo en tu Alma

    Rafael

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s