Decíamos ayer…


Decíamos ayer… Precisamente ayer, cuando parece que fue un siglo… Es lo que ocurre cuando viajas de un lado para otro y te encuentras con hombres y mujeres notables, con personas que te iluminan, que te abren la mente, que te inspiran confianza, que se expresan amablemente sobre sus inquietudes, sus miedos, sus esperanzas. Y fue ayer cuando viajé relajado por carreteras adyacentes hacia Madrid. Los paisajes impresionantes, inclusive paré en uno de ellos para hacer la foto que acompaño. Unos árboles teñidos de violeta intenso que contrastaban con el verde terreno y el gris celeste. El encuentro en Madrid era con MF y LV para tratar la incorporación de MF como socio tecnológico en Séneca. Cosas del fluir, terminamos comiendo con una interesante persona, el director corporativo de la empresa de encuestas y opinión Ipsos, el cual nos llenó la mesa de datos e información muy interesantes. Hoy reunión en Barcelona con un viejo amigo y socio editorial, CO, y encuentro matutino con una principal distribuidora a nivel nacional para aclarar ciertos puntos en nuestras relaciones comerciales. Mañana tensa y tarde distendida, con charla sin desperdicio. Y mañana día largo e intenso en Lérida. Un viaje fugaz de tres días que acumulan cansancio al traído de India pero satisfacción interior por estar lleno de experiencias enriquecedoras. Nada más se puede pedir a la vida, nada más que sentirnos vivos mientras servimos con premura a nuestro propósito: nada para nosotros, todo para ellos…

Una respuesta a «Decíamos ayer…»

  1. Estimado amigo Javier. Observo que sabes ver con los ojos del Alma. Te detienes en los paisajes de una Naturaleza maravillosa, que nos ofrece todos los días de a gratis total, sus maravillas. ¡Te felicito!.

    Hace tiempo te escribí, ofreciéndote los contactos que precises para poder presentar los libros que editas en la SGAE de Valencia y en la Casa de la Cultura en Gandía. Es un edificio-el de Gandía-, del siglo XIX. Perteneció al l Marqués González de Quirós. Se lo quedó Bancaja y ahora es el centro neurálgico de la cultura de esta zona.

    Si deseas de mis contactos…solo tienes que silbar. Con una condición sine quanum…no cobro comisiones a los amigos. Un café o un vino, siempre será bien recibido como pago, junto con un abrazo en el alma.

    ¡Se feliz a tu manera!. Si nos llaman locos…mucho mejor. Locos por vivir con los ojos del Alma. De cenas y otros fastos, son buenas…si se va para abrazar y dialogar con el Alma.

    Desde mi camino del medio.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: