Psique


A veces resulta difícil ajustar un perfil psicológico al carácter de una persona. Somos tan complejos que la amalgama de “yoes” y experiencias pasadas confabulan para adiestrar una forma de ser cambiante. Además, la forma de ser también depende del receptor que tengas en frente. Cien personas diferentes se harán una visión distinta de quién eres dependiendo de la interrelación que tengas con cada uno de ellos. Sin embargo, ante un carácter fuerte, un “yo” claramente definido y una visión inmutable ante las cosas determinará una apariencia uniforme ante muchos. Y a veces necesitamos de esos referentes que para nada resultan ambiguos. La firmeza del pensamiento, de la visión y de las ideas crea arquetipos capaces de marcar las pautas futuras. La ambigüedad solo sirve para confundir y desencantar al mundo… Seamos pues flexibles como el bambú y fuertes como el roble… Flexibles para soportar los vaivenes de la vida y fuertes para mantenernos siempre firmes en nuestro centro.
(Fotografía: gentileza del amigo Joaquin, Cuba, 2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s