Excursión nocturna a La Montaña


La excursión, organizada por Participación Ciudadana, invitó, sobre todo, al intercambio, a imaginar el pasado y soñar con el futuro, pero sobre todo, a intercambiar historias bajo esa espléndida luna llena. Y aunque la noche prometía en cuanto al relato de terroríficas historias, no se escucharon muchos relatos de miedo, de fantasmas, de espectros, excepto los ya conocidos sobre las leyendas del viejo monasterio… A esas añadí la mía propia a raíz de una conversación sobre lobos. Hace un par de años fui a dormir a La Montaña con el perro Hiram. La noche fue tranquila, pero al día siguiente, mientras andábamos paseando por la abandonada capilla del lugar, de repente, sin razón alguna, se me pusieron los pelos de punta y sentí un pánico aterrador que paralizó todo mi cuerpo. Al mismo tiempo, Hiram empezó a ladrar desesperadamente, con todos sus pelos erizados, como si hubiera visto un fantasma o al mismísimo Baphomet o incluso algo peor. Ante el pánico inexplicable, salimos del sitio corriendo como nunca lo habíamos hecho. Y ayer, C., de forma casual, nos explicó que cuando un lobo se te acerca, tu cuerpo reacciona, sin tu haber visto ni tan siquiera a la criatura, con un pánico que te paraliza. Se te erizan los pelos y te quedas inmóvil sin saber qué está pasando. La historia del lobo me tranquilizó, pues durante años he pensado en lo qué ocurrió aquel día en La Montaña dando siempre explicaciones exageradas sobre entes de naturaleza extraña, invisibles y espectral. Así que la caminata de cuatro horas transcurrió bien, compartiendo historias, vivencias, incertidumbres y alguna que otra esperanza. Un buen grupo humano paseando y compartiendo… Esperemos que pronto sea la próxima… Quedo agradecido pues a los organizadores de la misma con la esperanza que esta y otras actividades se potencien en nuestro pueblo.

6 respuestas a “Excursión nocturna a La Montaña

  1. Dicen que las noches de Luna Llena se producen en la Montaña los hechos más especiales que uno pueda imaginar. Es unos lugares Bephomet toma posesión de sus criaturas; en otros los lobos preparan su sangrienta comida; más allá duermen los normales; los osos pasean en unas temporadas; las flores respiran; los árboles aplueden el espectaculo; y nosotrosm, siempre pensando y pensando. La Naturaleza nos enseña en silencio, nos habla con respeto, nos cuenta con canciones las más bellas historias de unos hechos que quizás nunca sucedieron, pero que si fueron ciertos ¿por qué no aprender de ellos? Qué bien cuando vamos al Monte, a la Montaña, y vamos con la mente abierta para escuchar historias que nunca se cuentan en las ciudades y en otros lugares. las historias son CULTURA, enseñan, dicen, hablan, pero eso no le importa a muchas personas. Gracias amigo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s