El Teatro de la Vida Estrecha


Ayer paseaba, antes de volver a La Montaña, por el madrileño barrio de Lavapies. El vivir lejos de las grandes ciudades te hace observar más de cerca a esa colmena humana que se enjambra amontonada en paneles diminutos en un hormiguero casi imposible. Miraba con cierta curiosidad esa masa que se agolpaba en las calles, cada uno con su historia, cada uno con sus problemas, con sus familias, con sus alegrías y con sus miserias. Parecía como el telón de un gran teatro que se abría poco a poco a medida que me insertaba en sus calles. Intentaba mirar a los ojos de las personas pero era casi imposible porque en ellos no había mirada. Eran opacos, vacíos, llenos de preocupaciones, de citas, de compromisos, de problemas. No había hueco para un halo de luz, para un aliento que fuera de otro mundo. Parecían cajas vacías que representaban un papel, empeñándose en creer que el personaje era lo real, y que más allá de ese telón de acero y asfalto, no había más vida, ni más realidad. Volví algo triste. Me hubiera gustado pararme y parar a la gente, mirarles a los ojos, abrazarlos. Pero eso era imposible, porque yo también, en el teatro de la vida estrecha, estaba representando mi papel…
(Foto, calle Lavapies, esquina con el Teatro de la Puerta Estrecha, Madrid, noviembre 2008)

2 respuestas a «El Teatro de la Vida Estrecha»

  1. Comentario triste. En todo ese enjambre hay también miradas que sueñan y que miran hacia arriba, hay vida a pesar de que a veces aparece tan oculta. Hay esperanza. Pero tienes razón que hay tristeza en la mreda, gris en la forma. Podríamos seres luminosos pero nos cuesta llegar a ello. Llegaremos algún día, creo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: