AMIGO BOB


Ciertamente, el tiempo pasa inexorable para todos. También las oportunidades, los encuentros, las experiencias. Hacía años que no recibía noticias de mi amigo Bob. Era más que un amigo en aquella época de estudiantes desmadrados en la que compartíamos pisos, mujeres y batallas para hacer que la juventud que llevábamos dentro no se malgastara en cosas que no valieran realmente la pena. El fue testigo directo de nuestro primer proyecto editorial cuando tan solo contábamos veintipocos años. Fue una revista universitaria de relativo éxito que luego quisimos ampliar a un mercado más amplio y, como no podía ser de otra manera, fracasó en el intento. Pero de aquel fracaso quedó la espinita que luego se transformó en lo que ahora es Séneca. Así que, amigo Bob, ya lo ves, no hay mal que por bien no venga… También recibí varios y simpáticos bautizos por su parte: Muelles, Charli, Jordi, Cartones… y alguno más que ya no recuerdo… ¡disfrutaba tanto con esos apodos! En fin Bob, has conseguido sacarme al palacio de la nostalgia de aquella Linares de estudiantes de los años noventa y te estoy muy agradecido… Espero que los encuentros con hombres notables sigan por esas extrañas sendas que sólo Dios conoce…

Una respuesta a «AMIGO BOB»

  1. Muchas gracias, mueeee, has conseguido que me emocione.

    Pero permitemé que puntualice una cosa, compartimos piso pero no mujeres (esto lo digo para todos los que no saben de que va la peli).

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: