HEREJIA…


Me estoy rodeando de leña por todas partes… Suele ocurrir cuando un hombre se levanta contra viento y marea y grita ese poderoso No ante las circunstancias, ante la norma, ante lo establecido. No al tedio, no a la desidia, no a la sinrazón, no a la vulgaridad, no al miedo, no a la desesperanza, no a la apatía, no a la injusticia, no al desamor, no al borreguismo, no al sedentarismo, no a la ambición, no a las salchichas y no al insulso deseo de morir… Sí… ese No resulta provocador, insumiso, poderoso. Y a cada No, alguien se te acerca con sutileza y deja posado junto a tu vera un trozo de leña, un tablón traído de viejos rencores, de viejos miedos, de viejos desengaños. Y uno tras otro, va sumando en la pila hasta asfixiar al verdugo anónimo, al mismo que provocó la desdicha. En algún futuro, alguien, lo suficientemente convencido de su acto, encenderá la llama que verá arder la herejía consumada. La herejía siempre acaba sumándose a la llama, abrazándola en un acto cósmico, purificador… No puede ser de otra manera… el fuego vive del aliento de los que respiran, de los que avanzan, el fuego destruye, el fuego realza las cenizas, el fuego ilumina las mentes desde la lucidez… Mientras el fuego llega… seguiremos diciendo No… y avanzando consumidos hasta el último derrame…
(Foto: Javier León mofándose de la rutina. Oficinas del Racc en Diagonal, Barcelona, en 2004).

3 respuestas para “HEREJIA…”

  1. Hola Javier, nadar contra corriente es cuanto menos cansado, tendrían que haber muchas más personas como tú ,existiría más justicia social, yo estoy muy de acuerdo en tu manera de ver ciertas cosas, no sé si a ti te sucede lo mismo pero en este arduo camino del No ante tantas cosas, los obstáculos que se presentan son un gran aliciente, para volver a levantarse y gritar con más fuerza No, No a bailar al son que quieren que bailemos,No a reaccionar en masa y cual borregos ,debemos ser conscientes de nuestro destino, ser conscientes que todos somos actores en nuestra vida, seamos partícipes de un futuro que podemos mejorar con nuestros actos siempre de buena voluntad, actúemos, no hay que dejarse arrastrar para luego lamentarse, si queremos un cambio tenemos que poner de nuestra parte para que suceda, yo me sumo a la herejía.Raquel R.

    Me gusta

  2. En mi libro “Creando Utopías”, si me permites citarlo, intento profundizar en la rebeldía individual como única vía para alcanzar la rebeldía colectiva y por lo tanto, recrear el cambio… Debemos empezar por nosotros mismos… Y como dijo el filósofo… no nos conocemos a nosotros mismos, nosotros los conocedores… Gracias por tus comentarios…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s