LA GRAN DEPRESIÓN


Ocurrió en los años treinta, en un periodo de entre guerras, y fue la mayor crisis mundial hasta ese momento. Quizás en nuestro presente estemos a punto de integrar nuestras vidas en una nueva gran depresión… La cuestión parece matemáticamente simple: Desde que el valor del dinero pasó del patrón oro al estándar o valor confianza, el mundo de las finanzas, la economía mundial, se ha fijado como modelo precisamente la confianza, un valor que realmente es ficticio. Cuando los mercados pierden la confianza, también la pierden los consumidores, que dejan de consumir, de comprar coches e hipotecas. También se debilita el crédito y el préstamo se endurece, lo que ayuda al menor consumo. Si no consumimos, en pocos meses las empresas empiezan a quebrar y a despedir a gente que, valga la paradoja, consumirán menos y dejarán por ello de pagar impuestos por lo que el gobierno se quedará sin dinero para pagar los subsidios y… Esto creará una depresión generalizada que, en periodos pasados se solucionaron con guerras, como la primera y segunda guerra mundial, ya que la guerra permite crear riqueza y consumo, especialmente una vez destruido al enemigo y reconstruyendo lo destruido.
Así que, o cambiamos las formas de relacionarnos en el futuro o inevitablemente estaremos abocados a provocar una nueva guerra para salir de este atolladero. El capitalismo se derrumba, y con ello, se reinventa…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: